Conectate con nosotros

Alta Peli

Resurgir de las cenizas, razones para jugar Immortals Fenyx Rising.

jugar

VideoJuegos

Resurgir de las cenizas, razones para jugar Immortals Fenyx Rising.

Luego de cambios de nombre y de postergaciones llega finalmente la nueva IP de Ubisoft, hoy te contamos si vale la pena jugar Immortals Fenyx Rising.

El código del juego para esta nota fue provisto por el desarrollador.

A principios de 2019, el equipo de Ubisoft Quebec terminaba de trabajar en Asesinos Creed Odyssey y comenzaba un nuevo proyecto. Al parecer tenían ganas de jugar con todo el contenido que habían recolectado sobre la mitología griega, pero que no habían podido utilizar en el juego por razones de dirección creativa. Es entonces que nace Immortals Fenyx Rising, o por lo menos quiero pensar eso.

2 años de desarrollo parece poco. Más cuando en el medio la misma compañía publicó nuevos juegos como Watch Dogs Legion o Ac Valhalla y la inserción de una nueva propiedad intelectual trae siempre un poco de incertidumbre, pero el resultado final es en extremo agradable. Immortals Fenyx Rising llega para ser un nuevo clásico de los video juegos.

Immortals Fenyx Rising es un juego de acción y aventura con toques de RPG. Tiene tres grandes pilares; por un lado todo el contenido mitológico, que nos permite jugar con y contra los personajes más representativos de dicha cultura; en segundo lugar, la exploración y libertad de un extenso y bellísimo mundo abierto lleno de secretos y desafíos; por último, pero no menos importantes, puzles desafiantes que serán necesario resolver tanto para desbloquear mejoras como para avanzar en la narrativa del juego.

Enfrenta a demonios mitológicos en Immortals Fenyx Rysing

Immortals Fenyx Rising nos platea una épica griega, en donde deberemos jugar con Fenyx, que por razones fortuitas deberá convertirse en el héroe/heroína impensade y salvar al mundo terrenal y al de los dioses. La historia que se plantea es simple: el típico camino del héroe donde el personaje menos pensado tendrá que salvar el destino de la humanidad, pero esta simpleza está contada de una manera muy especial, con atención al detalle y una ejecución muy inteligente, convirtiendo a la narrativa un pilar fundamental del juego.

Llegamos a la Isla dorada, donde las personas han sido convertidas en piedra, fantasmas y espíritus vagan por doquier, Tifón, el hijo de Gea y Tártaro, finalmente pudo vencer a Zeus y su panteón de Dioses, a quien les había jurado venganza por derrotar a los titanes.

Nuestra tarea será entonces recuperar la esencia de 4 dioses, restaurar el Olimpo y derrotar a Tifón; tranquilo, sin presiones. Esta aventura será relatada por Prometeo y Zeus en Off, que tienen unos diálogos muy inteligentes y graciosos rompiendo en varias ocasiones la cuarta pared. Que el mythos de Immortals Fenyx Rising se trasmita en un relato oral, en contraposición al Logos de Ac Odyssey que está en registros escritos, me dibuja una mueca, entendí la referencia Ubisoft.

Los personajes son carismáticos, con una gran composición, abunda la representación típica de la mitología con la presencia de los dioses en objetos no antropomórficos, con la versión “humana” de los mismos en el Templo de los Dioses. Nuestro “compañero” es Hermes, que nos irá dando algunas misiones y objetivos, además de protagonizar numerosas interacciones con nuestro personaje.

La isla dorada de Immortals Fenyx Rising cuenta con 4 grandes sectores, cada una bajo la influencia de un Dios. Luego de finalizar el prólogo podremos acceder a cualquiera de ellas, haciendo que la manera de jugar la historia sea muy personal. En el cetro de cada región hay una estatua del Dios a la que deberemos subir y desde allí liberar la niebla que la cubre, retirada esta niebla podremos observar el impactante paisaje de Immortals Fenyx Rising. Distinto tipo de orografía está condensada en el mapa, desde la cima de los monumentos se pueden observar las distintas regiones, con su diversa composición que corresponde a la influencia del Dios bajo la que se encuentra. En la región de Hefestos, hay forjas, chimeneas, máquinas de vapor, mientras que en la de Atena es todo belleza y naturaleza.

En el mundo existen incontable cantidad de actividades para hacer y dependerá del jugador si se pierde abriendo cofres o si encara de manera directa la historia principal. Muchos de los tesoros de Immortals Fenyx Rising se encuentran detrás de elaborados puzles que pondrán a prueba nuestra lógica y capacidad de observación, no hay un tutorial que nos lleve de la mano y nos explique cómo resolver todos y cada uno de los acertijos, sutiles pistas están distribuidas por el entorno y deberemos prestar atención. Si bien luego de jugar varias horas entenderemos la lógica general la variedad que tienen estos puzles en enorme.

A jugar una epica griega en Immortals Fenyx Rising

Como dijimos antes, la isla dorada ha sido invadida por Tifón y sus creaturas, y en numeroso lugares del mapa han surgido las cámaras del tártaro; esta puerta al infierno nos presenta un nuevo nivel de desafío en cuanto a puzles, aquí tampoco nos llevan de la mano y habrá que prestar especial atención para poder salir de las cámaras, algunas son opcionales, otras son obligatorias para avanzar con la progresión del juego. La curva de dificultad es implementada de manera exquisita y combinan secciones de puzles con plataformas y secuencias lógicas digas de un dungeon crawler. Las cámaras obligatorias tienen algún jefe final, que son obviamente los monstruos atrapados en el inframundo griego. Las cámaras opcionales otorgan recompensas para la mejora y personalización de Fenyx.

La personalización de nuestro personaje tiene varios aspectos, por un lado vamos a ir adquiriendo habilidades y equipo de acuerdo lo necesite la trama, la espada de Aquiles para el combate o las Alas de Ícaro para el movimientos, también tenemos un Arma pesada y el arco de Odiseo para ataques a distancia que tiene una flecha guiada (flecha de Apolo) fundamental para resolver puzles.

Estos elementos son dados por el juego y se pueden ir mejorando, además tenemos las típicas piezas de equipo, peto, casco, cartuchera, etc. La vuelta de tuerca e este sistema es que no nos abruman con la cantidad de equipo, sino que cada pieza tiene características únicas, algunas nos darán más vida, otra más stamina, otro más daño, así la elección se adapta al estilo de juego y no en un numero de nivel aleatorio que nos obliga a ir cambiando todo el tiempo.

No tenemos niveles de experiencia propiamente dichos, no tenemos un número en la cabeza, ni en el de los enemigos, que nos ponga un límite o barrera artificial; las habilidades las podremos comprar con moneda de Caronte que adquirimos al completar desafíos y además obtendremos “favores de los Dioses” a medida que completemos la región bajo la influencia de cada uno de ellos.

Las mejoras en salud se adquieren colectado ambrosía, que era el alimento que daba la inmortalidad a los Dioses, bien por esa referencia. Las mejoras de resistencia las obtenemos al canjear los rayos de Zeus que obtenemos al completar cámaras del tártaro. Mejorar la resistencia es fundamental ya que las mecánicas de trepar muros, planear, correr y esquivar consumen stamina.

El combate en Immortals Fenyx Rising está muy pulido, tenemos ataques fuertes, débiles y a distancia, la posibilidad de esquivar y bloquear ataques con un sistema tipo parry en donde si realizamos el esquive o bloqueo en el momento preciso, ralentizaremos el tiempo por un instante dándonos una ventaja táctica.

Tenemos numeroso jefes finales que pondrán a prueba nuestra habilidad, pero como no tenemos puntos de experiencia ni niveles para subir, el combate en el mundo abierto es opcional, así que es posible completar misiones completas sin entrar en combate directo en vez de enfrentar a los 3 gigantes que custodian un Switch durante varios minutos; es posible esquivarlos, activar el botón y escapar. Lógicamente necesitaremos control de varias mecánicas, pero la opción está.

La variedad de enemigos y su complejidad es amplia. En un primer momento parece escasa, solo nos encontramos algunas bestias y animales, pero conforme accedamos a nuevas secciones del mapa ya podremos enfrentarnos a nuevos enemigos, más poderosos, con más ataques e incluso de gran tamaño.

Desde el punto de vista técnico, el desempeño de Immortals Fenyx Rising es impecable, para esta nota tuve la chance de jugar la versión de Xbox Series X. La misma tiene 2 modos, uno calidad gráfica que prioriza la resolución y modo rendimiento que prioriza los 60 cuadros por segundo.

En el modo rendimiento el desempeño fue impecable, sin cuelgues ni caídas de cuadros y el juego se ve espectacular, las sombras definidas, los colores vibrantes, se siente un mundo lleno de vida o de muerte según el escenario, llega a transmitir sensaciones. Subirse a los monumentos y observar puntos a la distancia, ver el contraste de paisajes, vivos, sombríos, llanuras y montañas es una experiencia reconfortante.

Immortals Fenyx Rising ofrece un mundo colorido y lleno de vida

El sonido es correcto, la música acompaña y el trabajo de voces es impecable, los diálogos graciosos e inteligentes, incluso para un público adulto. Por suerte tiene selector de idioma en el menú y las voces en ingles tienen cierto acento mediterráneo. El audio en español es la versión de España y pierde esos matices que tienen las voces originales, más allá del choque que siempre genera en el público latino el español peninsular.

En cuanto a accesibilidad, quizás no está a la altura de otros juegos de la compañía pero tiene  varios niveles de dificultad, numerosas opciones de personalización del HUD y de asistencia en los distintos desafíos, que se pueden personalizar de manera independiente. Además se puede elegir el tamaño de los subtítulos, ver el interlocutor y colocarle fondo a los mismos junto con un narrador en pantalla disponible solo en Ingles.

Immortals Fenyx Rising es una experiencia gratificante, fresca y sorprendente, ofrece la posibilidad de jugar al ritmo y estilo que el jugador prefiera; es una vivencia incierta que brinda la información de manera distinta al jugador, hay incontables actividades para hacer y el arco argumental principal es simple e inteligente con una gran cuota de humor. Sin duda es un futuro clásico, de esos que se van a jugar por años. Una inmejorable manera de terminar el año para Ubisoft.

Immortals Fenyx Rising está disponible para todas las plataformas, la versión testeada es la de Xbox Series que cuenta con un precio de 3600 pesos más impuestos.

2 Comentarios

2 Comments

  1. Pingback: análisis Xbox Series X

  2. Pingback: razones para jugar Scott Pilgrim vs the world

Deja un comentario

Más en VideoJuegos

Trending

Arriba
Salir de la versión móvil