Conectate con nosotros

Alta Peli

¿Vale la pena jugar Jump Force?

VideoJuegos

¿Vale la pena jugar Jump Force?

¿Vale la pena jugar Jump Force?

La gran apuesta del 2019 de Bandai Namco es un crossover entre las más legendarias figuras del anime. Con un resultado ambiguo, hoy debatimos si vale la pena jugar Jump Force.

¿Vale la pena jugar Jump Force?

La revista Shonen Jump, hogar de mangas legendarios como Fist of the North Star, Joey´s Bizarre Adventure, Naruto y Dragon Ball, cumple 50 años. Con motivo de este aniversario, Bandai Namco junta a esos y otros héroes en una apuesta ambiciosa, su tanque 2019. Pero, ¿vale la pena jugar Jump Force? ¿Cumple las expectativas? .

A primera vista tenemos un juego que nos ofrece la reunión de grandes iconos del animé. Personajes amados por millones, juntos por primera vez en un videojuego. Una especie de Súper Smash Bros de personajes del lejano oriente; no debería ser difícil recomendar jugar Jump Force.

Pero la realidad nos devuelve algo distinto. Jump Force es un juego de peleas del estilo “brawler” en equipos de 3 personajes. El sistema de combate básicamente consiste en apretar repetidas veces los botones de ataque débil o fuerte para obtener una especie de combo.

Las animaciones de estos ataques son grandilocuentes, tratando de mostrar en pantalla algo épico y espectacular. Como en cualquier título del género podremos bloquear o esquivar los ataques, cargar el golpe para romper la guardia y realizar ataques especiales.

Para poder realizar los ataques especiales vamos llenando una barra por acciones de combate o concentrando el Ki (y si, era obvio) estos golpes definitivos se realizan solo presionando un botón, no requiere de alguna combinación específica. Sí bien esto le añade simplicidad al juego, también le quita profundidad.

Tras lanzar un excelente juego como Fighterz, la expectativa estaba alta. Aquél juego ofrecía un excelente blend ya que era fácil de jugar pero difícil de dominar. Al jugar Jump Force nos encontramos con que todos los personajes tienen la misma ejecución de ataques. Obviamente cada uno tiene animaciones distintas y espectaculares, pero todas se activan de la misma forma. Si bien las primeras veces se siente espectacular gracias al excelente trabajo de animación y sonido, conforme uno suma horas de juego se torna un poco aburrido.

El sistema de peleas es simple y plano, carece de profundidad y creatividad. Tratar de ejecutar combinaciones de golpes comunes con ataques especiales como en otros títulos del género carece de sentido. Las primeras batallas se sienten épicas y cargadas de dinamismo, pero esa falta de profundidad del sistema de combate hace que a la larga se vuelva monótono.

Jump Force posee un modo historia donde podremos crear un personaje a nuestro antojo desde una vasta cantidad de opciones de personalización. Nuestro personaje es atacado por Freezer y Trunks, nos revive como héroe Jump. Deberemos unirnos a Goku, a Luffy o Naruto para salvar al mundo de una fuerza maligna que lo amenaza y que motivó a todos los Jump a unirse.

Durante el transcurso de misiones genéricas obtendremos puntos de experiencia que nos aumentan la salud, el daño, etc. También iremos desbloqueando ítems cosméticos, nueva habilidades y potenciadores.

Durante estas misiones visitaremos numerosos mundos del universo de los personajes presentes y algunos del “mundo real”. Esos escenarios están recreados de manera excelente y son un punto alto del juego, no así el diseño de personajes. Quizás le juega en contra la comparación una vez más con FighterZ, pero el Goku de Jump Force, por ejemplo, nos deja muchas dudas.

Desde el aspecto técnico el juego está muy bien (en la versión de Xbox one X que es la que probamos). Funciona a 4K nativo, tiene HDR y un desempeño súper estable, aunque los tiempos de carga son elevados.

Veremos luces, destellos y explosiones por todos lados, a veces la cámara se pierde un poco entre tanta acción. El diseño de personajes es correcto y posee voces en idioma original. La banda sonora acompaña de manera correcta.

El combate online funciona, sin problemas de desconexión o excesiva latencia. Podremos jugar rankeadas o libres. Debido a la simplicidad del sistema de combate lo competitivo no ofrece un gran atractivo.

Jugar Jump Force deja un sabor agridulce. Por un lado la gran cantidad de personajes, los escenarios bien recreados y un buen apartado técnico se ven eclipsados por un sistema de combate plano y abúlico, una historia aburrida y algunas dificultades como las excesivas pantallas de carga.

Jump Force es una propuesta que se queda a mitad de camino. Abusa de la confianza de los fanáticos del animé, y no llega a ser ni por asomo un buen juego de pelea.

Click para comentar

Deja un comentario

Más en VideoJuegos

Trending

Arriba