Conectate con nosotros

Alta Peli

¿Vale la pena jugar Werewolf The Apocalypse: Earthblood?

VideoJuegos

¿Vale la pena jugar Werewolf The Apocalypse: Earthblood?

Inspirado en el imaginario de la serie de juegos de rol, World of Darkness, llega a los videojuegos Werewolf The Apocalypse: Earthblood. Hoy te contamos todas las razones para jugar.

El código del juego para esta nota fue provisto por el desarrollador

Werewolf The Apocalypse: Earthblood nos hace jugar como Cahal, miembro de un grupo ecologista que quiere terminar con la mega corporación Endron, que está llevado a cabo experimentos que ponen en riesgo al medio ambiente y al lugar donde Cahal está establecido junto a su manada.

Tanto él como su grupo de Garous, pueden alternar entre tres estados: humano, lobo y crinos; que es el típico hombre lobo, que a su vez tiene 2 formas, ágil y duro. Esta posibilidad de variar entre formas nos ofrece un conjunto amplio de mecánicas propias de cada estado.

Werewolf The Apocalypse: Earthblood se vende a sí mismo como un RPG, pero es más bien un juego de acción con elementos ligeros de personalización, como un árbol de habilidades y algunas elecciones simples en las numerosas líneas de diálogo que tiene.

Jugar como un hombre lobo en werewolf The Apocalypse: Earthblood

Las mecánicas al jugar Werewolf The Apocalypse: Earthblood son básicamente las siguientes: en su forma humana, Cahal puede pasar desapercibido en instalaciones para luego infiltrarse en sectores de acceso restringido, en estos sectores puede derribar de manera sigilosa enemigos, interactuar con switches para apagar cámaras y abrir puertas, contando con una ballesta para eliminaciones a distancia, aunque con munición limitada.

En su forma de lobo, puede moverse más rápido, acceder a tuberías de pequeño tamaño, ser más difícil de detectar y realizar takedowns, pero apenas nos ven los enemigos somos detectados y deberemos pasar inmediatamente a la forma Crinos.

Crinos es la forma “Werewolf” definitiva, en donde nos transformamos en la forma típica de licántropos al estilo Crepúsculo o la saga Inframundo. Esta forma es la única que nos va a permitir combatir contra las hordas de enemigos. El Crinos tiene a sus vez dos posturas, una ligera, donde la rapidez de movimientos y ataque será vital para realizar combos, eludir ataques y cambiar rápidamente de objetivos; en su forma pesada el Crinos será capaz de romper defensas y tumbar a los enemigos pesados, su movimiento es mucho más lento pero su poder más devastador. Cada una de estas variantes tiene sus habilidades, que iremos consiguiendo y mejorado a través del gameplay.

Por último, el Crinos acumula “rabia” a medida que realiza ataques y puede soltarla para combinar las dos posturas, pudiendo realizar durante un breve tiempo ataques rápidos y poderosos; pero durante este período no podremos usar las habilidades.

Werewolf The Apocalypse: Earthblood es un proyecto de tamaño medio, de los denominados doble A; desarrollado por Cyanide studio, la gente detrás de las franquicias Blood Bowl y Tour de France. Este presupuesto medio se nota en todo el juego, desde la calidad del guion, el apartado gráfico, hasta el comportamiento de la inteligencia artificial.

¿Vale la pena jugar Werewolf The Apocalypse: Earthblood?

Durante la primera mitad del juego, nos moveremos en nuestro campamento del bosque que queda literalmente frente a la planta de Endron. Este campamento es la típica base donde nos movemos entre personajes secundarios que nos irán dando pedazos de historia. El juego busca dar una sensación de mundo abierto en estas secuencias, ya que nos desplazaremos caminando desde la entrada a la planta para comenzar la misión, pero una pantalla de carga nos rompe esta ilusión de continuidad.

Ya dentro de la planta, pasamos a una estructura rara  de niveles, iremos conectando habitación con habitación, pero cada uno de estos escenarios funciona como un nivel en sí mismo, al estilo dungeon crawler. Si en algún momento nos detectan, se cerrarán las salidas del cuarto y comenzará el combate, una vez que derrotemos a todos los enemigos podremos pasar al siguiente y comenzar otra vez, no importa si tuvimos que destruir todo a nuestro paso, en el siguiente cuarto nadie sabe qué pasó.

También podremos intentar usar el sigilo, que es bastante tosco; los enemigos siguen patrones fijos, a veces ridículos y su comportamiento es muy dispar, en ocasiones podremos eliminar enemigos muy cerca sin ser detectados, en otras nos van a ver desde la otra punta del mapa.

Como estamos dentro de una planta, las estructuras se reciclan. Si bien casi todo lo que está en el cuarto se puede destruir, nada se puede usar como arma, la inteligencia tosca del sigilo cambia a una bastante agresiva pudiendo presentar desafío hasta la unidad más pequeña, sobre todo en niveles de dificultad más alto.

El combate es lo mejor del juego y resulta bastante satisfactorio y desafiante, la curva de dificultad es justa pero alta y en los momentos finales hay que tener buen control de las habilidades y los cambios de posturas para sostener peleas largas contra gran cantidad de enemigos.

El guion es desparejo, pero casi que funciona como algo secundario, como esas películas de mediano presupuesto en donde lo importante son las piñas y no los personajes. Arrancamos a la mitad de la historia, con un trasfondo que deberíamos conocer y que supongo que viene de los juegos de mesa, toda la mitología de los hombres lobo es interesante y aunque se tocan ciertos puntos atractivos como la lucha para controlar la rabia interna, todo se desdibuja entre la intención de causar empatía con los personajes y sus historias personales y la bajada de línea ecologista.

En cuanto al aspecto técnico, en PlayStation 5 y Series X el juego corre a 4k súper fluidos y nunca se le cae un cuadro a pesar de tener secuencias de combate intensas con numerosos objetos en pantalla, pero no puedo dejar pasar que el diseño de personajes de Werewolf The Apocalypse: Earthblood es flojo, y en consolas de nueva generación se nota muchísimo, a esto hay que sumarle lo del reciclado de assets que ya nombramos anteriormente.

Werewolf The Apocalypse: Earthblood es una experiencia despareja, dura unas 10 horas más o menos con algunas misiones secundarias como ir a ubicar espíritus perdidos y una historia principal que más allá de lo que el juego intenta contar, básicamente iremos de habitación en habitación presionando algunos botones para luego terminar destruyendo todo después de haber fallado en el sigilo.

Su duración moderada hace que si bien el juego es repetitivo y siempre propone lo mismo, no llegue a tornarse tedioso, el combate es satisfactorio y solo por eso vale la pena jugar. En Xbox Werewolf The Apocalypse: Earthblood cuenta con dos versiones, una estándar por 714 pesos y otra que añade atuendos cosméticos por 859 pesos argentinos (más impuestos). En su versión de PlayStation el juego cuesta 50 dólares y 30 dólares en Epic.

Teniendo en cuenta el contenido, la duración y la calidad del juego, Xbox es la única plataforma en donde le daría una oportunidad a precio completo. Siempre es satisfactorio jugar como un hombre lobo, pero no a más de 30 dólares.

Click para comentar

Deja un comentario

Más en VideoJuegos

Arriba
Salir de la versión móvil