Peliculas
0 comentarios

Fanmade: cuando los fanáticos escriben su versión de la historia

Nota por el 28/02/2018
 

La imaginación de los fans que buscan expandir la existencia de ese mundo que los apasiona no tiene limites. El deseo por adentrase y agrandar el universo de sus ficciones favoritas los ha llevado a compartir teorías acerca del subtexto entre los personajes, y hasta a crear versiones alternativas de las historias a través de distintos fanmade, desde fanfics, diseño de fanarts, e incluso ¡creaciones de películas amateur!

voldemort fanmade

FanMade: cuando los fanáticos escriben su versión de la historia

Hoy en día, gracias a las redes sociales, somos muchos más participativos con nuestras series y películas favoritas. Una iniciativa creada por televidentes puede determinar el destino de un personaje o una serie (recordemos la campaña de Sense8 pidiendo un final). Muchos aprovecharon esta tecnología para dar un paso más en la inversión de ese mundo que tanto nos apasiona.

 ¿De qué estas hablando Willis? ¿Qué es un fanmade?

Vamos por partes. Si no estás muy involucrado con los fandoms que hay en internet probablemente desconozcas el significado de esto, así que déjame que te cuente un poco.

Un Fanmade (conjugación de palabras en ingles que se traducen como “hecho por fans”), es literalmente eso: cualquier contenido que crea el seguidor de una obra de cualquier formato, ya sea una película, serie, libro, comic, o videojuego, entre otras.

Existen distintos tipos de contenidos, cada uno con un nombre propio.

Los más populares y fácil de encontrar en gran cantidad son los fanfics, relatos escritos que los fans hacen acerca de sus ficciones favoritas, en la cual dejan volar su imaginación inventando historias alternativas, llegando incluso a realizar crossovers o incorporando personajes inexistentes en la obra original.

Otro tipo de contenido que podemos encontrar son los fanarts, ilustraciones y dibujos que circulan por la web, especialmente en plataformas como tumblr, y que al igual que los fanfics no tienen limites: pueden simplemente imitar una escena real del personaje en cuestión o ponerlo en una situación nunca antes vista. fanfics fanarts

Por último, y de los que vamos a hablar ahora, tenemos a los fanfilms, cortos o películas de bajo presupuesto, escritos, producidos y dirigidos completamente por fanáticos. Estas creaciones no tienen relación oficial con la obra original. Uno de los más mencionados por estos días fue la película que cuenta los orígenes de Voldermort.

¿Y los derechos de autor qué?

Este es uno de los aspectos conflictivos acerca de estas creaciones. Si bien los creadores no buscan ganar dinero ya que sería ilegal, a los dueños de los derechos no les copa mucho la idea de que lo hagan. Warner y J K Rowling son algunos de los casos más conocidos que han generado polémica.

Cuando este movimiento comenzó a hacerse notar, se produjeron muchos enfrentamientos como en el caso de un fanmade de Star Trek denunciado por Paramount. Los creadores de este no buscaban una retribución económica, pero sí iniciaron una campaña de crowfoundig para poder realizar el mismo. A Paramount no le gustó nada y los denunció.

polémico fanfilm de star trek

Por lo general el problema de los fanmade se soluciona cuando los dueños de los derechos originales se aseguran de que los creadores de estos tributos no tendrán retribución económica. Pero en algunos casos más extremos, se los ha amenazado con retirar cualquier tipo de distribución o prepararse para un millonario juicio, el cual por supuesto están destinados a perder. En esa situación se vieron los creadores del fanfilm  Hero Time basado en el popular personaje de videojuego Zelda: luego de casi tres años diseñando su corto, tuvieron que retirarlo de circulación para evitar las represarías de Nintendo.

Existe el plagio… y ¡el plagio!

El tema legal en los derechos de autor es un tema bastante subjetivo al momento de interpretarse. A veces basta con cambiar un par de nombres y escenarios. Recordemos el boom de 50 sombras de Grey: esta historia comenzó siendo un fanfic de Crepúsculo. Su autora le dio un tono más picante a la historia de Edward y Bella y la publicó en internet. Cuando vio que comenzaba a tener tanto éxito, hizo algunas modificaciones para evitar problemas con Mayer y creó la saga que culminó en pantalla en este año.

Un poco de historia

Con internet todo se magnifica y hace más fácil distribuir y llegar a este contenido, algo que viene desde hace tiempo atrás. Muchos libros populares son obras basadas en obras anteriores de otros autores.

En el mundo del cine, estas creaciones surgieron entre grupos de amigos que solo buscaban compartir sus pasiones. Uno de los pioneros fueron los fanáticos de Star Wars, que a lo largo de los años perfeccionaron sus técnicas hasta generar contenido semi profesional.

Con la llegada de los foros de internet, estos contenidos comenzaron a compartirse y viralizarse con mayor facilidad. Hoy en día existen sitios específicos para cada uno de los formatos de fanmade que venimos mencionando.

Casos populares

Una mañana nos despertarnos y, al prender el noticiero o entrar en las redes sociales, nos encontramos con la “noticia” de que finalmente el coyote había atrapado al correcaminos. Resulta que un fanático (con mucho dinero) pagó para que se realice una animación que muestre esta cruel escena, la cual terminó viralizándose en las redes. Queda más que claro que ninguna de estas historias afecta al universo oficial de las ficciones.

El ya mencionado anteriormente Voldermort, los orígenes del heredero, fue una película de la que se habló mucho a finales del año pasado, no solo por lo impactante que parecía ser su producción sino porque Warner había prohibido su publicación. Finalmente después de unos acuerdos la obra salió a la luz.

Las estrellas también tienen sus ídolos: el actor Darren Criss, a quien por estos días podemos verlo en la magnifica interpretación que hace de Andrew Cunanan, el asesino de Gianni Versace en American Crime Story, compuso la música e interpretó a Harry Potter en el musical “A very Potter Musical“, obra teatral presentada en la Universidad de Michigan que no cuenta con el apoyo oficial de Warner.

Otra gran fuente de inspiración son los superhéroes. Antes de que Marvel construyese su gran universo conectado, otros se habían animado a llevar a lo audiovisual los personajes de los populares cómics. Existen cientos de adaptaciones (tanto de Marvel como de DC) hechos en fanmade, en algunas versiones incluso ambos universos se conectan, cosa imposible de ver en la pantalla grande.

Hace un tiempo ya se habló en Alta Peli del fan made de Breaking Bad. Una película que en dos horas de duración busca contar la historia de Walter White (pueden leer en articulo ACA).

Si no puedes con ellos, únete

Algunas grandes productoras vieron que por más denuncias, pedidos y movimientos que hagan, esto era algo que no iban a poder evitar. Por lo tanto, ¿qué mejor que invitarlos a crear estos fanmade bajo su supervisión?

Hoy en día, aunque con algo de recelo, algunos permiten estas practicas e incluso incitan a que ocurran. Star Wars tiene un sitio especial en el que se realizan concursos de cortos creados por fanaticos. Los juegos del hambre, la saga furor adolescente, decidió encarar el fenómeno por este lado e incentivó a crear historias y competir: gracias a ellos los seguidores más insaciables pueden fácilmente hoy en día encontrar cortos que representen cosas no vistas en las películas, como los juegos en los que participó el personaje de Finnick Odair.

Aunque siguen causando enojo en productores a quienes no les gusta perder el control en sus obras, estas creaciones son muy simples de encontrar, y la proliferación de sitios especializados las hace irrefrenables.