Conectate con nosotros

Alta Peli

Tienen que ver Hesher

Cine

Tienen que ver Hesher

Un niño que acaba de perder a su madre, un padre que vio morir a su esposa y Jesús Cristo reencarnado en la piel de un heavy metal son los personajes que rondan en torno de la película recientemente estrenada, sólo, en DVD en la Argentina: Hesher.

Laughter, laughter
All I hear or see is laughter

Laughter, laughter
Laughing at my cries

FIX ME!

Este es un extracto de la letra de Master of Puppets de Metallica. La música de la banda circula por toda la película a modo de himno del protagonista Hesher encarnado por Joseph Gordon Levitt, pero también funciona como elemento dramático por momentos. Podríamos decir que esto es lo que pide el niño, TJ, a gritos desde el principio casi sin saberlo, que lo arreglen.

Por un giro del destino TJ se encuentra con Hesher al romper la ventana de una casa en construcción. Debido a esto la policía encuentra que alguien está ocupando el lugar y Hesher debe escapar. Esta escena funciona como una metáfora de como TJ sin saberlo y quizá ni quererlo despierta al mesías, lo llama y este acude en su ayuda. Como la familia de TJ vive en la ruina debido a la muerte de la madre tiene sentido que Jesús aparezca en una forma ayornada.

En tres momentos Hesher predicará con la palabra, y sólamente en estos tres ya que el personaje es un catalizador, habla poco y hace mucho.  Sus acciones parecen erráticas, amorales e irresponsables. Pero Hesher es así, no piensa en las consecuencias sólo actúa. Y es eso lo que TJ y su padre, fantásticamente interpretado por Rainn Wilson, necesitan. Levantarse y seguir adelante con sus vidas.

En un mundo occidental en decadencia y pérdida de fe aparece en esta película una figura re-semantizada del mesías. Una a la cual nadie quiere adorar de ninguna forma posible ya que es súmamente desagradable. Sin embargo su constancia y seguridad (la cual puede asumirse como fe ciega), enseñan el camino para salir adelante a las personas y a la familia de TJ porque a veces el fuego debe combatirse con fuego.

El final de la película es emblemático y resolutorio. Hay un cambio y eso está evidenciado con hechos y con un símbolo que es muy fuerte a lo largo de la trama: el auto de la familia de TJ en el que murió la madre.  La última toma muestra el techo de la casa con la siguiente frase: «Hesher estuvo acá» y un «fuck you» tachado. El mesías hizo su trabajo por lo que ya no tiene motivo alguno para seguir en esa casa. Es por eso que Hesher no tiene hogar, tan sólo una camioneta por la que marcha sin camino cierto cual como un Quijote desfaciendo entuertos.

PD: El personaje de Hesher es cautivador, de eso no hay duda. Y todo fanático de Metallica sabrá apreciar la relación que existe entre su aspecto y el de Cliff Burton (segundo bajista de Metallica muerto en 1986) además de que toca el bajo y no pierde oportunidad para interpretar Anesthesia (Pulling Teeth) del disco Kill’em all.

Click para comentar

Deja un comentario

Más en Cine

Arriba