fbpx
Conectate con nosotros

Alta Peli

REVIEW: Caceria Implacable

caceria implacable

Críticas

REVIEW: Caceria Implacable

Que quede claro, a no confundir con la de Liam Neeson! Esa es Taken o Búsqueda Implacable. Esta se llama Cacería Implacable o (atención) Hodejegerne, que vendría a ser algo así como cazadores de cabezas… Si, por su nombre se dieron cuenta, esta peli es nórdica… más precisamente de Noruega.

Norsk Way

CACERIAIMPLACABLE caceria implacableSí, esta peli es noruega e impacta al ver ciertos detalles. No hay un solo morocho, pero no por un tema étnico, para nada, es que en Noruega no creo que haya morochos! Chistes a parte, esta peli sorprende porque a pesar de no estar inserta en el plástico mundo de Holywood, funciona muy bien. Si bien ciertas cosas «raras» se ven cada tanto, zooms que se sienten extraños, o encuadres no convencionales, estas cosas siempre se las atribuyo a la idiosincrasia del país donde esta inserta la película. Si no, vayan y lean mi review de la croata Todo Queda en Familia. La historia transcurre en Oslo, lugar que para nosotros argentinos debe ser tan ajeno y lleno de vikingos en nuestro imaginario, como lleno de indios tehuelches debemos estar nosotros para estos simpáticos noruegos. Dedico un párrafo a este tema, porque ES importante, tiene que ver con la historia.

La historia relatada esta basada en un best seller de autor noruego Jo Nesbø, segundo autor extranjero en encabezar el puesto numero 1 de autores en Inglaterra en toda la historia. Eso no es poco.

¿Que tendrá ese petizo?

100 millones de NOK (Coronas), así se define el protagonista de la historia. 1.68 metros, y una mujer tamaño «familiar» noruega que lo aventaja en pinta y en varios centímetros. El se sabe inferior, por lo que para mantener un costosísimo nivel de vida, y a su mujer fascinada, se dedica a robar obras de arte. Durante el DIA es un cazatalentos (¿Posible juego de palabras con el nombre original? No lo sabremos… No sé noruego), que se dedica a entrevistar a candidatos de altos cargos en empresas de Oslo. De este modo, se entera si tienen obras de arte, si tienen familia, cuando no están en su casa, y sobre todo, si tienen perro y alarma. Negocio cerradito! Cuenta como cómplice con la ayuda de un empleado de la central de alarmas de (aparentemente) todas las casas de Oslo. El le apaga la alarma, y el buen petizo Roger Brown en menos de 10 minutos, se hace con la obra de arte en cuestión, pone un reemplazo falso y listo el pollo! Luego, vende la obra previamente colocada y con lo que le queda, paga cuentas, y compra cosas para la costosa forma de vida que lleva adelante.

Tras investigar un poquito, les comento que la moneda Noruega es la Corona (NOK), ¿por que les cuento esto?, porque se habla de dinero TODA la película en cifras inentendibles, así que antes que la veas, ya vas a saber que 1 euro son 7,50 Coronas, casi como el peso argentino. Así que cuando veas hablar de dinero en la película pensalo en Pesitos!

El tema es que al simpático Roger le llegan noticias de que hay un cuadro que puede vender en 100 millones. Suficiente como para retirarse. ¿Quién tiene el cuadro? Un ex director de una multinacional holandesa retirado. Roger, al conocerlo, lo va a convencer de que debería tomar un puesto vacante en la ex competidora de su antigua empresa, y de paso, hacerle las averiguaciones pertinentes anteriores a cada robo. El tema es que no todo es como parece. Este muchacho holandés, es una especie de ex-soldado tipo Black Ops. Tras planear meticulosamente el robo, todo el mundo de Roger se va al cuerno. Descubre que su mujer lo engaña con el holandés, y de pronto, se vera perseguido por dicho personaje de manera… Implacable.

La Otra y El Otro

caceria implacableEn el único punto flaco de la historia, Roger tiene una amante. Cosa que no es consistente con el personaje que ama, idolatra y se desvive por su esposa. No tiene sentido esta amante, más que darle un punto de inflexión interesante a la historia, el cual por razones obvias no voy a contar. Por el contrario, sí tiene sentido que la esposa de Roger lo engañe, por otro tipo de razones, las cuales tampoco voy a contar. Lo que comienza como una especie de Caso Thomas Crown deviene en una especie de Bourne Identity. Y ojo, que funciona bastante bien.

Buenas escenas de acción, actores muy creíbles en lo que hacen, y un conocido; en el rol de Clas Greve (cuyo apellido, parece significar «grave»), Nikolaj Coster-Waldau conocido por su rol de Jaime Lannister en la serie Game of Thrones

Conclusión

Cacería Implacable es un excelente thriller, con acercamientos frescos en el género, y sobre todo con actuaciones y guión sólidos. Un gran «aquí también podemos hacerlo» de parte de un país desconocido filmicamente, aunque no tanto literariamente. Buenas vueltas de tuerca, y trama cerradita para una historia impecable. Vayan a verla, lleven abrigo y dejen el perro cuidando en su casa.

Click para comentar

Deja un comentario

Más en Críticas

Trending

Arriba