Conectate con nosotros

REVIEW: El Equilibrio

Críticas

REVIEW: El Equilibrio

Una narración tan sólida como polémica

Crítica realizada durante la 5ta Semana del Cine Italiano

crítica el equilibrioComo todas las artes, no son pocas las ocasiones en donde el cine puede ser un testimonio que trascienda su función narrativa y/o de entretenimiento. Ese testimonio, ese punto de vista, puede despertar polémica. No obstante, al agitar las jaulas, al provocar algo en quien lo mira y que se quede con ello mucho tiempo después de abandonar la sala, es cuando una película ya consiguió su cometido. El Equilibrio es una de esas películas.

Vía Crucis

Tras una crisis de fe, Giuseppe, un sacerdote, es transferido de Roma a un poblado napolitano azotado por el crimen organizado. Las cosas se complicarán cuando se involucre con la comunidad y, progresivamente, sus buenas acciones empiecen a interponerse en los intereses de los cabecillas de la mafia local. A pesar de todas las presiones que recibe de estos últimos –y de la misma iglesia– para que deje las cosas como están, Giuseppe llevará estas acciones a sus máximas consecuencias en nombre de aquello que cree correcto.

El Equilibrio tiene un modo peculiar de introducir al espectador en su conflicto. No se trata de uno que llega al protagonista sino que este, por su modo de ser, lenta pero seguramente se introduce sin darse cuenta en él. Se adentra en un lugar oscuro, más y más adentro de un conflicto que lo aplasta y lo amenaza a cada paso del camino, pero adoptando una actitud que jamás se doblega por fuerte que se duplique la apuesta de las fuerzas opositoras que pone la narración en su camino.

El titulo no podría ser más adecuado, pero no tanto por ser la búsqueda de un equilibrio sino la elección de cuál equilibrio es más conveniente en busca de la paz. Ese puede ser un “no te metas” en una situación conflictiva y no contribuir a ningún cambio, o elegir meterte para cambiar las cosas y afrontar las consecuencias, incluso si son funestas a pesar de haber hecho lo correcto. Por esta misma razón es también una película polémica, porque expone a la Iglesia Católica como una institución cobarde, hipócrita e indiferente que castiga al protagonista por ejercer aquellas acciones que se supone son las que la definen.

Por el costado técnico, toda la película se rige íntegramente por planos sin cortes, pero con un gran cuidado en la puesta en escena, en particular la distribución de los actores en el encuadre. Este acercamiento casi documental beneficia al lucimiento actoral y obliga al espectador a prestar atención por los climas y la tensión que sabe crear el realizador Vincenzo Marra.

El costado interpretativo descansa íntegramente en los hombros de Mimmo Borrelli, quien da vida a este sacerdote: calma, determinación, vulnerabilidad, humanidad y fuerza expresiva son solo algunos de los elementos de los que se vale el actor para dotar de gran multidimensionalidad a un personaje que podrá parecer un santo, pero que no está exento de sus grises.

Conclusión

El Equilibrio es una narración sólida, apoyada por una labor interpretativa conmovedora y un trabajo de cámara eficientemente austero para servir a su milimétricamente calculada puesta en escena. Pero más allá de la proeza artística, es una película que te hace dudar de las instituciones, que te va a obligar a examinar si las palabras que dicen condicen con sus acciones. Una obra polémica y provocadora cuyo visionado impulsa su recomendación.

Click para comentar

Deja un comentario

Más en Críticas

Publicidad

Trending

Publicidad
Arriba