fbpx
Conectate con nosotros

Alta Peli

5 películas de Ridley Scott

películas de Ridley Scott películas de ridley scott

Cine

5 películas de Ridley Scott

películas de Ridley Scott películas de ridley scottCon lo nuevo de Ridley Scott (Misión Rescate, por si no estaban enterados) aproximándose a nuestras salas cual xenomorfo en caja toráxica de John Hurt, nada mejor que brindar un poco de contexto al prójimo con un antojadizo (y para nada oportunista) ranking de películas dirigidas por el susodicho cineasta inglés.

Resumir una prolífica carrera compuesta por 26 largometrajes en un top 5 puede resultar una tarea un tanto infructuosa; pero al igual que muchas de las películas de Scott (el que se murió no, el otro) todo puede cambiar, extenderse o incluso editarse en un DVD (?). Así que si no ven a Gladiador, Gangster Americano o Lluvia Negra en este post, no se indignen, tal vez en un futuro puede cambiar. Estos son mis ideales, si no les gusta tengo otros.

5 películas de Ridley Scott

5. La Caída del Halcón Negro (Black Hawk Down, 2001)

Hubo otros films con mayor impacto en la carrera de Ridley, pero ninguno que exponga de manera tan paradigmática el excesivo cuidado del cineasta por los más nimios aspectos técnicos. Una compulsión detallista que lo lleva a rodearse de los mejores especialistas en la materia y realza sus trabajos frente a buena parte de sus competidores en el medio. Con extremo realismo, esta película nos envuelve en la adrenalínica acción de un conflicto armado gracias a su magnífica edición de sonido y un abrumador arsenal (je) de efectos especiales. Agradezcamos a las infinitas arcas de Jerry Bruckheimer por permitir a Scott desplegar su casi patológica obsesión por la planificación y dar como resultado unas de las mejores epopeyas bélicas de los últimos tiempos.

4. Thelma y Louise (Thelma & Louise, 1991)

El ingreso del amigo Ridley en el umbral de los 90’s no pasaría desapercibido. Para bien o para mal, la amistad suicida (ups, spoiler!) de Susan Sarandon y Geena Davis dejó una huella imborrable tanto en la cinematografía como en la cultura popular de esa década. Thelma y Louise es el primer blockbuster abiertamente feminista, y si bien puede representar una perspectiva simplista e inacabada de un movimiento muy complejo, ya el hecho de instalar una discusión de este tipo en el cine mainstream de la época es todo un logro. Puede pecar de melodramática y políticamente correcta, pero la iconicidad de sus imágenes es indiscutible: todos recordamos la escena de la persecución hacia el vacío y su repetida parodía en Los Simpson y La Pistola Desnuda. Una demostración plena del talento de Scott para congregar géneros (drama, aventura, acción, romance) en una misma obra sin caer nunca en la esquizofrenia narrativa. Ah, y es la película que cementará por siempre la estela de Brad Pitt en Hollywood

PD: A Fito Paez también le gustó.

3. Los Duelistas (The Duellists, 1977)

Opera prima y obra maestra no son dos categorías que suelan adjudicarse a una misma película, pero podría darse una excepción con este film basado en el relato homónimo de Joseph Conrad. Scott no era ningún neófito cuando estreno su primer largometraje, con 40 años ya llevaba dos décadas de experiencia en publicidad y era considerado toda una eminencia en este campo. Es por eso que no sorprende encontrar ideas tan claras en semejante bautismo direccional. Los Duelistas podrá ser algo acotada en su argumento, sin embargo lo que falla en términos dramáticos se compensa ampliamente con sus planos casi pictóricos y sus duelos maravillosamente filmados. Y aparte. todo el mundo sabe que si un film tiene a Harvey Keitel actuando con pelo largo, éste no puede ser malo.

2. Blade Runner (1982)

Dejar esta gema en un segundo puesto (ya se imaginan cuál es la primera) nos da una pauta de la genialidad del realizador al cual nos hemos abocado hoy. Blade Runner es única en su especie por muchas razones, entre ellas: la magistral unión de dos géneros aparentemente disímiles como el sci-fi y film noir, su hermosa e inusitada puesta futurista (concebida por Dan O’Bannon y Jean “Giroud” Moebius”); la música de Vangelis (¡La de Futbol de Primera!) y la inclusión de diálogos memorables que no hacen más que engrosar el concepto inicial de Philip K.Dick. Momentos que no se perderán en el tiempo…como lágrimas en la lluvia

1. Alien: El Octavo Pasajero (Alien, 1979)

Aquí está, el campeón, en mi humilde (falsa modestia) opinión el mejor film que hizo este cineasta nacido en las tempestuosas islas británicas. Alien es mucho más que un simple slasher o una película de “monstruos” en el espacio; es un complejo entramado de laberintos industriales sustentado por la angustia claustrofóbica que sólo nos puede dar una nave infernal como el Nostromo. Es la fascinación por las criaturas de H.G.Giger, por los diseños de Moebius, por la ominosa música de Jerry Goldsmith, por abyectos hombres sintéticos y por esa secuencia en donde entendemos que la amenaza se engendró en nuestro cuerpo todo este tiempo. Hay un antes y un después en el cine gracias al “Octavo Pasajero”; podrán tratar de explotar el legado con incontables secuelas pero éste permanecerá allí, inmutable para introducirse en su próximo espectador hasta hacerlo estallar.

Click para comentar

Deja un comentario

Más en Cine

Trending

Arriba