Conectate con nosotros

El universo de El Conjuro explicado

Cine

El universo de El Conjuro explicado

El universo de El Conjuro explicado

Puede que el reciente estreno de La Monja haya decepcionado a los fans, pero eso no quita el hecho de que estemos ante una de las franquicias de terror más exitosas de los últimos tiempos. ¿Qué hace que el universo de El Conjuro sea tan atractivo?

El universo de El Conjuro explicado

 


Forjando un universo de terror

James Wan (famoso por las sagas de Saw: el juego del miedo e Insidious: La noche del demonio) no tenía pensado confeccionar un universo compartido de películas de terror sobrenatural cuando lanzó su primera película, El Conjuro, en el año 2013.

Sin embargo, al caso de los investigadores de lo paranormal (Ed y Lorraine Warren, interpretados respectivamente por Patrick Wilson y Vera Farmiga) le fue muy bien tanto en taquilla como entre la crítica.

Wan tuvo la astucia de preparar especialmente la película para que pudieran desprenderse continuaciones y spin-offs, sin que aquello distrajera al espectador casual de la historia que quería contar.

Fue así como hoy, seis años después, tenemos un total de 5 producciones que conforman el universo de El Conjuro: El Conjuro (2013), Annabelle (2014), El Conjuro 2 (2016), Annabelle 2: La Creación (2017) y La monja (2018). Otras 3 (una tercera película sobre Annabelle, The Crooked Man y El conjuro 3) están en camino.

las películas de la saga el conjuro

También existe un corto de fans (The Nurse, 2017) que fue declarado canónico. Fue seleccionado como el corto ganador de la competición “My Annabelle Creation”. Dirigido por Julian Terry, cuenta el misterio de una joven hospitalizada y con los ojos vendados.

Sin sumar a La Monja, que todavía está en cines, las dos películas principales y sus dos spin-offs alcanzaron unas ganancias combinadas de más de 1.1 mil millones de dólares en todo el mundo, contra un presupuesto combinado de $80 millones. Esto la convierte, fácilmente, en la tercera franquicia de horror más taquillera de la historia del cine.

La cronología de El Conjuro

Al universo de El Conjuro de James Wan le gusta mucho ir y venir en el tiempo. Hasta ahora todas sus películas se han situado antes de 1980. Veamos:

La Monja es la película más alejada en el tiempo. Tiene lugar en 1952, aunque incluye algunas secuencias tomadas de películas previas (que tienen lugar en 1971 y 1977). También hay unos pequeños flashbacks a los tiempos de la Segunda Guerra Mundial y a la Edad Medieval.

Annabelle 2: La Creación técnicamente comienza en 1943, pero pronto salta a 1955, donde la gran mayoría de la acción ocurre. Luego del clímax, hay dos otros saltos temporales a 1958 y 1970. Por su lado, Annabelle brevemente se inicia en 1971 antes de volver un año atrás, a 1970. Se mantiene en dicho año hasta regresar al principio (1971) al alcanzar el desenlace.

El Conjuro se abre en el año 1968, antes de moverse hacia 1971 donde todo el argumento se desarrolla. Finalmente, El Conjuro 2 tiene lugar en 1977 (aunque también hay flashbacks a 1971).

el conjuro cronologia

Una hermosa mentira

Si bien anuncia estar basado en hechos reales, el universo de El Conjuro es más bien una hermosa mentira (a menos que realmente creas en la existencia de demonios y fantasmas).

En la vida real, Ed sí afirmó ser un demonólogo y Lorraine también juraba tener habilidades psíquicas, pero nunca existió prueba científica sobre las cosas que supuestamente encontraron a lo largo de su carrera. Detallamos la verdadera historia detrás de El Conjuro 2 en esta nota.

Hasta 1970, ambos se consideraban nada más que entusiastas “cazafantasmas”. Todo cambió cuando El Exorcista se convirtió en una novela best-seller. Si los Warrens querían mantenerse relevantes, debían ser mucho más. Por eso empezaron a llamar “demonios” a cada cosa extraña con la que se toparon.

Fue así como llegó el famoso caso del Horror de Amitvylle, la tragedia que inspira al cine de terror desde hace cincuenta años.

Amitvylle en el cine

Lo cierto es que muchas de las familias que, según los Warren, estaban poseídas por demonios y fantasmas, eran miembros dependientes del alcohol y las drogas, además de que muchos sufrían de esquizofrenia y otras enfermedades de la mente.

El caso del Poltergeist de Enfield (en el cual se basa El Conjuro 2) ni siquiera fue un caso de los Warren y se descubrió, años más tarde, que se trató de una broma de dos adolescentes aburridas que buscaron llamar la atención.

Los villanos del universo de El Conjuro

Una cuestión interesante de esta serie de películas es cómo los villanos fueron teniendo pequeñas apariciones para ir ganando protagonismo progresivamente.

villanos de el cojuro saga

Annabelle fue uno de los personajes secundarios más memorables de la primera parte de la franquicia, pero solo tuvo unas mínimas apariciones y poca relevancia con el argumento principal. Sin embargo, ya tuvo sus dos películas spin-off y ahora se viene una tercera. Esta muñeca perturbadora se ganó su lugar en el corazón de los fans como una “Chucky moderna”.

Más importante es el caso de Valak, quien resulta ser el principal antagonista de El Conjuro 2, pero sus apariciones fueron esparciéndose a lo largo de las películas anteriores con sutileza. Incluso Valak es a quien Lorraine ve en el flashback de la primera película, algo que es confirmado en La monja.

Lo más curioso es que Valak ni siquiera estaba en el guión original. Fue una creación de último minuto de James Wan y todas sus escenas fueron filmadas en pos-producción. Igual que Annabelle, ahora tiene su propia película de origen.

De jump-scares y otras yerbas

El universo de El Conjuro no inventó nada nuevo y, en gran parte, hace uso de los clásicos elementos del cine de terror. Por ejemplo, una de las técnicas más comunes del género (el “jump scare”, sobresaltarse con un ruido o movimiento repentino) abunda en toda la franquicia.

De todas maneras hay que decirlo: a veces se utiliza de forma muy efectiva. En sus mejores momentos (esto es, cuando James Wan toma el rol de director) el jump-scare se invierte para generar suspenso.

Las dos entregas principales de la franquicia tienen muchas escenas donde la cámara se enfoca en algún objeto siniestro, dejando a los espectadores ansiosos y tensos, y luego no sucede nada.

Para ponerlo en contexto, la primera película recibió una calificación R a pesar de no tener suficiente violencia o lenguaje ofensivo que lo amerite. James Wan contó que esto se debió a que la atmósfera era, lisa y llanamente, “demasiado terrorífica para una calificación PG-13”. No había nada que él pudiera recortar para cambiar la calificación. Con El Conjuro 2 le sucedió lo mismo.

¿Venís siguiendo el universo de El Conjuro? ¿Cuál es tu favorita de la franquicia? 

Click para comentar

Deja un comentario

Más en Cine

Publicidad

Trending

Publicidad
Arriba