fbpx
Conectate con nosotros

Alta Peli

Las no estrenadas: Grand Piano

grand piano

Cine

Las no estrenadas: Grand Piano

Las no estrenadas es una sección donde hablamos de películas que no pasaron por los cines de Argentina.

Luego de permanecer retirado por años, un eximio pianista no solo tendrá que dar la función de su vida, si no que su propia vida dependerá de cómo toque.

Precalentando las manos

Tom Selznick es el mejor pianista de su generación, pero tras una mala performance por miedo escénico, decidió retirarse. Varios años después quiere volver a los escenarios empujado por su pareja. Aun con el miedo a fallar y a punto de empezar el concierto, lee en sus partituras un mensaje terrorífico “falla una nota y morirás”. Tom deberá tocar por su gente, su novia y por su propia vida.

Retorno y despedida

grand-piano-poster grand pianoDe entrada, esta es una película que atrapa por su directa premisa. Y es que si les digo que va de un pianista que si toca mal una sola nota durante un concierto, un francotirador anónimo lo mata en plena función, creo que se las vendí con esas pocas palabras.

Tanto la premisa y como el método de filmación que nos propone es de los que les solía gustar al genio del suspenso Alfred Hitchcock. Es una de esas películas donde no solo había una historia que contar, si no un desafío a la hora de dirigir. En este caso, solo una persona en un piano hablando por teléfono con alguien que lo esta apuntando con un rifle a distancia.

Por desgracia, y como era de esperar, el director no es el gran Alfred, si no Eugenio Mira. Un hombre con pocas películas en su haber como director, y con algunas más en las que se lo vio involucrado de distintas formas. Aunque a pesar de esto, y pese a que no aprovecha demasiado la historia que tiene entre manos para mostrar sus dotes con la cámara, su dirección es más que correcta.

Donde este film se destaca  y por eso mismo lo quiero recomendar, es en el guion escrito por Damien Chazelle (director y guionista de Whiplash, la joya que vimos este año). Su trama es lo que sostiene el film en sí, en especial el GRANDIOSO segundo acto donde vemos a Tom tocando mientras habla con su “captor” por teléfono, quien aún se mantiene en las sombras. Esto también funciona gracias por la actuación de Elijah Wood. Tanto sus expresiones como el tono de voz que maneja (recordemos que se pasa sentado casi toda la película) transmiten constantemente la desesperación que debe sentir alguien que si le erra a una tecla, no solo él, también un ser querido puede morir.

Desgraciadamente esto no se mantiene durante todo el metraje, y la película sufre un bajón considerable cuando conocemos la identidad del francotirador. No les voy a contar quien es (aunque los genios que hicieron el poster lo muestra con nombre e imagen), pero al menos a mi parecer, resultaba mucho más interesante mantenerlo entre las sombras en lugar de volverlo una amenaza física y visible.

Conclusión

Grand Piano fue en mi opinión una de las mejores y más originales películas de su año, pero pasó inadvertida en casi todo el mundo, tanto que en muchos países ni siquiera se estreno. Para los que busquen un thriller psicológico, construido a bases de buenos diálogos y una premisa bastante original, acá tienen una película para ver el fin de semana.

Y como recomendación final, es fundamental verla con un buen sonido, porque la música que suena durante toda la película no tiene desperdicio.

Ediciones anteriores

Honeymoon
Earth to Echo

Click para comentar

Deja un comentario

Más en Cine

Trending

Arriba