Conectate con nosotros

Los guiones de Lawrence Kasdan

Cine

Los guiones de Lawrence Kasdan

Los guiones de Lawrence Kasdan

Es hora de homenajear a uno de los guionistas más importantes del cine contemporáneo. Los guiones de Lawrence Kasdan han redefinido al cine de aventura y ciencia ficción desde los años ´80, y aún lo siguen haciendo. ¿Quién es este hombre y por qué es tan importante? Repasemos sus más importantes aportes.

guiones de Lawrence Kasdan


Los cazadores del Arca Perdida (1981)

Hace unos días tomaba un vaso de cerveza mientras miraba Jumanji: En la selva (muy divertida por cierto, si bien no tiene la magia de la original) y pensaba: “¡Che, qué cantidad de referencias claras a Indiana Jones!”.

Luego, sobre los créditos finales, leí “Dirigida por Jake Kasdan” y me cerró todo. El joven director viene de hacer comedia pura y Jumanji 2 es una comedia hecha y derecha. Sus producciones anteriores incluyen a la muy divertida Orange County (con Jack Black y Colin Hanks) y Sex Tape. También dirigió varios episodios de sitcoms (New Girl, Freaks and Geeks, etc).

Por supuesto, Jake Kasdan no le hace ni sombra a su padre, Lawrence Kasdan. En la película de Dwayne Johnson, Jake intenta emular (o, quizás homenajear) al cine de su viejo, específicamente con escenas que remiten muchísimo a Indiana Jones y los cazadores del arca perdida, su primer gran guión.

 

Resulta que Steven Spielberg había comprado el guión de la comedia Continental Divide, lo que llevó a Lawrence Kasdan a involucrarse con Spielberg y también con George Lucas. Ellos querían a alguien talentoso para escribir la primera historia de Indiana Jones, un héroe moderno para el que solo existía una vaga idea. Fue aquel épico trío el que creó al personaje desde cero, desde su historia de vida, hasta el lazo, el macguffin y su magnética personalidad.

El imperio contraataca (1980)

Al poco tiempo, Kasdan llegó a la franquicia de Star Wars de forma sorpresiva. El guión de Indiana Jones le había tomado seis meses. Se lo entregó a George Lucas y él le dijo: “¿Te gustaría escribir El imperio contraataca? Estamos en problemas, Leigh Brackett [quién había escrito un primer borrador] falleció. Están construyéndome los sets y no tengo historia”.

Kasdan respondió que lo haría sólo si Cazadores del Arca Perdida (que, recordemos, Lucas aún no había leído) le gustaba. Y parece que a George Lucas le gustó.

La única indicación que el director le dio a su guionista fue “Darth Vader es el padre de Luke”. Lucas tenía una idea básica de dónde quería llevar el argumento, pero fue Lawrence Kasdan quien le dio forma al episodio más oscuro y querido por todos los fans de Star Wars.

El retorno del Jedi (1983) (y otras de Star Wars)

Unos años más tarde, Kasdan fue convocado para una tercera ronda con El retorno del Jedi. Para asombro del mismo guionista, luego de la compra de Star Wars por Disney, George Lucas lo volvió a contactar para escribir la nueva oleada de películas.

Así, Kasdan co-escribió El despertar de la fuerza (junto a J.J. Abrams y Michael Arndt, quien se alejó por diferencias creativas) y se puso a la cabeza Solo – Una historia de Star Wars, dirigida por Ron Howard, que todavía no tuvo su estreno en cines. Al respecto, George Lucas le dijo: “Quiero que vos escribas a Han Solo porque es mi personaje favorito de la franquicia”.

Heat Body, la primera película

Si hablamos de los guiones de Lawrence Kasdan es fundamental hablar de esta película.

En su libro El Manual del Guionista (1984) –de lectura obligatoria para todos los amantes de los guiones cinematográficos–, Syd Field utiliza constantemente esta primera obra escrita y dirigida por Kasdan (Heat Body) para ejemplificar cómo estructurar buenos guiones cinematográficos.

Todo en el Acto I contribuye a planear la historia. (…) Un ejemplo perfecto es Cuerpos ardientes, escrita y dirigida por Lawrence Kasdan, uno de los mejores autores-directores de Hollywood. El Acto I se ocupa de presentarnos a Ned Racine (William Hurt). Las primeras palabras del guión, “llamas sobre un cielo nocturno”, marcan el tono apasionado del personaje y la historia, y efectivamente, la primera vez que vemos a Ned Racine es después de una noche de amor con una chica de la oficina local de alquiler de autos Avis.

El conflicto en los guiones de Lawrence Kasdan

Body Heat es quizás el guión más representativo de Kasdan. No porque sea el más importante o popular (ciertamente no lo es) sino porque establece la manera de escribir el conflicto que tiene el autor.

Usualmente, sus películas trabajan el conflicto entre las ideas racionales y los deseos primitivos. Ahí, explica Kasdan, es donde reside verdaderamente el drama. Entre lo que tenemos que ser (por lo que la familia, la sociedad o nuestra moral nos impone) y lo que querríamos ser si pudiéramos liberarnos de las cadenas.

Todos sabemos cómo se supone que debemos actuar, pero estamos constantemente en contra de aquellas cosas que nos fueron inculcadas. Nuestros cuerpos y corazones nos dicen otras cosas.

Este conflicto es central tanto en Body Heat (un thriller erótico, en esencia) como en sus westerns (Wyatt Earp, Silverado), dramas (El guardaespalda, Grand Canyon) y en sus comedias (Mumford, The Accidental Tourist, The Big Chill).

El caso de Cazador de sueños (2003)

Si todos los guionistas/directores de Hollywood tienen un gran tropezón, definitivamente éste fue el de Kasdan. La novela original es una de mis favoritas de Stephen King (la reseñé en esta nota) y con la película me llevé una decepción terrible.

Y no fui el único. La película fue considerada de lo peor del año. La respuesta desfavorable de la crítica, sumada al fiasco comercial, le pegó fuerte al director, quien admitió en entrevistas haber quedado muy herido profesionalmente.

Así y todo, banco algunos de los cambios que hizo respecto al material fuente, y cómo logró resolver en la pantalla grande algunas partes del libro que están impecables y que eran bastante difíciles de filmar.

A excepción del horrible final (que no le hace justicia a lo grandioso de la novela), creo que Cazador de sueños es una mala película que fácilmente se convierte en placer culposo. Por lo menos eso me pasó a mí cuando la volví a ver, repetidas veces, a lo largo de mi vida.


¿Sabían que todas están películas eran escritas por la misma persona? ¿Qué opinan de los guiones de Lawrence Kasdan? 

Click para comentar

Deja un comentario

Más en Cine

Publicidad

Trending

Publicidad
Arriba