Conectate con nosotros

Alta Peli

6 grandes películas del 2018 que no fueron estrenadas en Argentina

Cine

6 grandes películas del 2018 que no fueron estrenadas en Argentina

6 grandes películas del 2018 que no fueron estrenadas en Argentina

Comenzó un nuevo año de interesantes estrenos en el cine, pero muchas favoritas del 2018 ni siquiera llegaron a las  nuestras salas. Y, tristemente, quizás nunca lo hagan. Son tan buenas e interesantes (¡y experimentales!) que en Alta Peli no queríamos dejarlas afuera. Esta es nuestra selección de películas del 2018 que no fueron estrenadas en Argentina.

películas del 2018 que no fueron estrenadas en argentina

Películas del 2018 que no fueron estrenadas en Argentina

Como suele suceder cada año, existen películas (generalmente de corte independiente) que no llegan a nuestros cines, por más elogios de la crítica y reconocimientos en festivales que hayan tenido. No podíamos dejar de mencionarlas en esta nota.

Aclaro que incluyo únicamente películas que no tuvieron su estreno en Argentina en 2018 (o hasta la actualidad), aunque quizás se hayan podido ver en festivales locales como el Buenos Aires Rojo Sangre o el 33º Festival Internacional de Cine de Mar del Plata. Tampoco se consideran estrenos en plataformas de streaming como Netflix, Amazon o HBO.

Comencemos.

Sorry to Bother You (Boots Riley)

Compartiendo ciertas similitudes con Get Out, aunque con menos sutileza, el argumento explota con suficiente originalidad y sagacidad un comentario surrealista sobre las malvadas corporaciones, los medios, la injusticia laboral y la raza negra.

En mi opinión,  Sorry to Bother You se abre en una multitud de ideas y conceptos que no llega a desarrollar del todo, pero no deja de ser una experiencia fascinante. Está llena de pequeños detalles absurdos que aparecen de fondo y es muy atractiva la relación entre los protagonistas Lakeith Stanfield y Tessa Thompson. Algunos gags visuales son excelentes. Danny Glover se roba cada escena en la que participa.

Eighth Grade (Bo Burnham)

Si hablamos de películas del 2018 que no fueron estrenadas en Argentina, ésta es una infaltable. Impecable producción de la distribuidora A24 que ya recomendé en esta otra nota. Fue una de mis diez favoritas del año y no tiene ningún tipo de desperdicio.

Eighth Grade es fundamental para reflexionar sobre el impacto de la tecnología en los jóvenes, la evolución de las costumbres y la búsqueda de la identidad. Tiene el potencial de convertirse en una de esas películas que sirven para enseñar a los más chicos en la escuela, aunque también es agradable para los adultos, quienes seguramente encontrarán puntos de conexión.

Mandy (Panos Cosmatos)

Mandy nos trae a un Nicolas Cage haciendo lo siguiente: tomando alcohol directamente de la botella, teniendo un duelo de motosierras eléctricas con un motoquero del infierno, aspirando cocaína de un pedazo de vidrio roto y prendiendo un cigarrillo con el fuego de una cabeza cortada. Eso y mucho (mucho) más.

Más que una película, se trata de una experiencia sensorial. Es una historia muy extraña que fusiona sueños psicodélicos, diferentes estilos artísticos, escenas de acción tan violentas como bizarras y una buena cantidad de imágenes perturbadoras. En un momento dado, toda la película se pausa para un comercial con goblins sobre macarrones y queso (es este, por si les interesa).

Es llamativa por sus acercamientos técnicos (el uso de colores intensos, la banda sonora, la cinematografía) y las posibilidades de analizar todo tipo de símbolos. No deja de ser un tipo de relato muy particular con el que no todos van a poder conectar.

You Were Never Really Here (Lynne Ramsay)

Lynne Ramsay venía de hacer Tenemos que hablar de Kevin, una pequeña obra maestra de la que hablamos por acá. Aquella película me impactó tanto en su momento que necesitaba ver con qué iba a salir en el futuro.

Esta es una historia que no está interesada en “gustar” a su público. Todo lo contrario, de hecho. Te reta a que quieras dejar de verla en todo momento. Su ritmo es intencionalmente aletargado, el escenario es deprimente y todo el argumento es súper violento, crudo y políticamente incorrecto.

Joaquín Phoenix es un actor al que banco muchísimo. Sus papeles son siempre memorables. Incluso cuando forma parte de relatos olvidables, él siempre sale bien parado. Ésta no es una excepción. Acá brinda una de la mejores interpretaciones de su carrera como un ex soldado traumatizado y lleno de cicatrices psicológicas.

You Might Be The Killer (Brett Simmons)

La pasé muy bien con You Might Be The Killer y considero que fue una de las propuestas más originales de 2018. Funciona como una parodia del terror slasher de una forma muy parecida a esa gran película de Joss Whedon, Cabin in the Woods. También me recordó a otra del palo, The Final Girls (si no la ubican, tienen que verla).

De hecho, la conexión con Joss Whedon es muy llamativa. La película no solo tiene una vibra muy “Buffy la Cazavampiros”, sino que además protagonizan Fran Kanz (el drogón de Cabin in the Woods) y  Alyson Hannigan, que formaba parte del elenco de Buffy.

El giro acá es que toda la película ocurre bajo la mirada del asesino enmascarado, quien es además el protagonista. Un punto de vista bastante particular que tiene su origen en el inicio de Halloween, de John Carpenter. Se trata de una premisa muy jugosa que permite divertirse con varios elementos clásicos del cine slasher y parodiarlos.

Under the Silver Lake (David Robert Mitchell)

Otra película que ingresó a mi TOP-15 del año. Under the Silver Lake es la tercera de David Robert Mitchell, un director que estableció su habilidad para crear tremendas producciones atmosféricas con It Follows.

Mitad burla y mitad halago, toma la forma de una historia de detectives (el género “neo-noir” le calza perfecto) aunque es, de hecho, más un comentario sobre Hollywood, la cultura consumista y la necesidad cuasi-existencial de encontrar verdades y significados ocultos en todos los medios de ficción.

Se trata de un largometraje ultra bizarro que recuerda (y homenajea, en algún punto) a clásicos de Hollywood como Rear Window (de Alfred Hitchcock) y más especialmente al cine surrealista. Las referencias más obvias son David Lynch (Mulholland Drive, Velvet Blue) y Stanley Kubrick (2001: Odisea en el espacio, Eyes Wide Shut).

El protagonista (un impecable Andrew Garfield en uno de sus mejores roles) intenta resolver un aparente misterio buscando pistas en la música pop, animales salvajes, vagabundos, revistas de videojuegos y cajas de cereales. Contrariamente a lo que sucedería en la vida real: acá sí se topa con respuestas sorprendentes (o al menos eso parece).

Estas son sólo algunas de las mejores películas del 2018 que no fueron estrenadas en Argentina. ¿Cuáles otras agregarías a la lista? ¡Podés dejar tus comentarios!

Click para comentar

Deja un comentario

Más en Cine

Trending

Arriba