Conectate con nosotros

Alta Peli

Críticas

REVIEW: Medea

https://www.youtube.com/watch?v=_9UeVB0Ytw8

Crítica realizada durante el BAFICI [19].

Una narración sobre algo que vira violentamente hacia la nada

La innovación en la narrativa siempre es bienvenida. No hay cosa que el espectador reciba con los brazos más abiertos que darle algo que conoce al dedillo y repentinamente darlo vuelta desafiando toda expectativa. Pero ese desafío, ese giro, debe contribuir a mejorar la narrativa; si das ese giro y terminás no contando nada, puede ser una experiencia decepcionante.

Una flecha que desinfla

Medea cuenta la historia de María José, una chica que estudia en la universidad y juega al rugby con sus amigas. Un día conoce a Javier, y tratan de dar pie a una relación romántica que se enfrenta a los obstáculos de la familia y los amigos de ambos.

La primera mitad de Medea es un guion tradicional que desarrolla la historia de amor en una forma no muy diferente de la que vimos en otras películas. Pero a pesar de su notoria previsibilidad, era una historia que le generaba la suficiente curiosidad al espectador para seguirla. No obstante, llegada la segunda mitad se desinfla inmediatamente, abandonando completamente la historia de amor y abarca, directamente, la nada. En esta segunda mitad, en vez de redoblar la apuesta narrativa, la protagonista se la pasa orinando, sangrando y afeitándose la cabeza, acciones que no tienen un objetivo o destino particular, hundiendo a la película, como un todo, en el tedio. Una lástima, porque la protagonista, por si misma y totalmente independiente de la historia de amor, tenía mucha tela para cortar y se nos priva al espectador de querer saber más.

Actoralmente hablando Liliana Biamonte, quien da vida a la protagonista, entrega un trabajo eficiente, reflejando las inseguridades y el dolor que experimenta la protagonista.  La calidad de su interpretación es lo único que no decae en la película. Por el costado técnico no se destaca mucho; una fotografía y cámara sobrias que responden a los apartados actorales. No hay mucho para criticar ni para elogiar.

Conclusión

La historia de amor de Medea no iba a ganar puntos por originalidad, pero pudo haberlos ganado por haber mantenido su pulso narrativo. Es de apreciar el intento por subvertir las expectativas del espectador, pero si pasas de tener una historia activa a tener una completamente pasiva, es una decepción, sobre todo cuando tenés un personaje rico, complejo y multidimensional. Ser diferente del resto es algo que siempre es bienvenido, pero la diferencia por la diferencia misma no basta.

Click para comentar

Deja un comentario

Más en Críticas

Trending

Arriba