fbpx
Conectate con nosotros

Alta Peli

Rompan Todo (REVIEW)

Críticas

Rompan Todo (REVIEW)

Rompan Todo, que ya está todo pago. Crítica a Continuación

Con Gustavo Santaolalla como productor y principal entrevistado junto a muchos de sus colegas y amigos, miembros de bandas donde participó, Rompan Todo recorre la historia del rock latinoamericano con el foco puesto en las primeras décadas del movimiento mexicano y argentino.

rompan todo crítica rompan todoFormada en otras tierras siguiendo su propio camino evolutivo, la música rock tuvo su explosión de popularidad internacional durante los años 60s. Pronto llegó a Latinoamérica, aunque tardó bastante en volverse algo lo suficientemente masivo como para ser tenido en cuenta. Rompan Todo comienza justamente en esos años, retratando a los músicos que comenzaron imitando esa música en inglés que les llegaba desde lejos (algunos incluso cantando en un idioma que desconocían tanto como su público) como parte de un movimiento contracultural juvenil.

Con entrevistas actuales intercaladas con algo de material de archivo y -sorprendentemente- bastante poca música, los siguientes episodios de Rompan Todo hacen un recorrido sobre la historia oficial de la primera generación de músicos que participaron como fundadores del movimiento, durante los 60s y 70s, principalmente en las zonas más urbanas de Argentina y México, con pequeñas alusiones a la producción artística de Chile, Uruguay y Colombia.

El relato que desarrolla la miniserie de los contextos sociopolíticos y culturales en los que surgió el movimiento se hace con ritmo ágil y entretenido, brindando la información básica para entrar en el tema si es que se conoce poco y nada de él. En cambio, al público que está mínimamente interesado por la cultura rock, Rompan Todo no tiene mucho que ofrecerle que ya no conozca por otros canales. Es desde ese lado que este documental recibe la mayor crítica. 

Rompan todo, pero sin hacer mucho ruido

Uno de los problemas principales de Rompan Todo no es narrativo ni técnico, es que promete abarcar un tema demasiado amplio y lógicamente no lo cumple: No hay forma de concentrar 60 años de la historia musical de un continente entero en poco más de cuatro horas y media, incluso si está restringida a un único género como el rock. Por eso, aunque en realidad se concentra en los primeros 30 años y en tres o cuatro ciudades del continente (la parte de la historia en la que el productor y principal entrevistado del documental fue parte de alguna forma), aparecen los esperables huecos y superficialidades en el repaso que hace sobre apenas un puñado de bandas importantes para la historia oficial del rock latino.

Esto no es algo necesariamente negativo y no desmerece el valor artístico e histórico de la selección de bandas e intérpretes que aparecen en cámara, pero no dejan de llamar la atención una serie de incoherencias y contradicciones en el discurso de Rompan Todo.

historia del rock latinoamericano serie rompan todo

Por ejemplo, resulta curioso que al mismo tiempo que se permite un instante de crítica al ambiente del rock de aquellos años por bloquear el acceso a mujeres al circuito comercial y por ende, a la difusión de su producción artística, le otorga un lugar bastante marginal a esas mismas intérpretes. Cuando son entrevistadas o al mencionarlas como parte de la historia, dedica muy pocos minutos para definir su irrupción en el movimiento como algo reciente y a futuro, cuando al menos en Argentina es algo que viene sucediendo desde hace unos veinte años.

Es decir, muchas de las ausencias en el recorte de la historia que hace Rompan Todo no parecen ser inocentes. Hasta cierto punto se entiende que de esa primera época, donde el rock era cosa de un reducido grupo de jóvenes de clase media urbana con algo de acceso a estudios e información del extranjero, se tome de ejemplo al mismo puñado de indiscutidos de siempre. Pero cuando toca pasar a la generación de los 90s, años en que el rock alcanzó masividad y surgió una variedad aún mayor bandas que buscaron hacer lo propio con el género, para Rompan Todo la historia del rock latinoamericano es de una línea muy específica que pretende ser la única: la que entró a MTV. 

crítica rompan todo rompan todo

Es válido que un documental tome una postura y decida de qué temas quiere hablar y cuáles prefiere dejar de costado, por ejemplo si considera que el hip-hop y el rap fueron más relevantes como parte del rock que el reggae o las distintas variantes de heavy metal, por más que entre los entrevistados tenga a músicos de esos géneros. Pero, habiéndose pasado varios de los capítulos previos hablando del carácter contestatario y rebelde del rock, llama un poco la atención que eso le importe cada vez menos justo cuando comienza a ser rentable, decidiendo ignorar todo lo sucedido en Argentina durante años en que el rock se expandió hacia barrios más populares de lo que había alcanzado hasta entonces, cuando tomó un discurso más crítico con el mercado y el capitalismo. Un corrimiento que, sin embargo, elogia en México en la voz de bandas producidas por el invitado estrella. 

Solo podemos especular si esto es así por una decisión artística, porque esas bandas se negaron a participar del documental o porque sus productores prefirieron no reconocer como parte de la historia a músicos que intentaron construir una forma alternativa e independiente de monetizar su arte, por fuera de esa industria principal de la que algunos referentes de la primera ola se volvieron parte.

Del mismo modo, solo podemos especular sobre las razones del “olvido” de mencionar a Omar Chabán como parte implicada en el incendio de Cromañón, un tema que Rompan Todo menciona por obligación pero del que claramente no quiere hablar. O quizás simplemente se están guardando para una posible segunda temporada la historia del rock argentino de los últimos 25 años, junto con la de Brasil, a quien le prestan menos atención que a bandas españolas y apenas se lo menciona como lugar de vacaciones creativas para algunos músicos argentinos.

Tal vez el problema está en lo grandilocuente del título y ninguna de estas observaciones tendría mucho sentido si el cartel hubiera dicho «Rompan Todo: Historia de los orígenes del rock en una parte de Latinoamérica».

Podría sonar contradictorio que aquellos que supuestamente fueron contracultura y sufrieron el bloqueo del establishment en su juventud, se convirtieran en los mismos que hoy controlan el portón de acceso para bloquear a quienes vinieron después a hacer algo diferente. Claro que eso, en realidad, es algo demasiado recurrente como para que siga sorprendiendo. Sobre todo cuando hay negocios de por medio.

crítica rompan todo rompan todo
Rompan Todo (REVIEW)
Conclusión
Rompan Todo funciona como introducción elemental a la historia de los orígenes del rock en Latinoamérica, pero a medida que el movimiento crece el enfoque del documental se mantiene tan estrecho que deja afuera más de lo que incluye. Y de una forma que parece completamente intencionada.
Nota de lectores2 Votos
33
50
Total
Click para comentar

Deja un comentario

Más en Críticas

Trending

Arriba