fbpx
Conectate con nosotros

Alta Peli

Contra la cuarentena: grandes películas sobre distanciamiento social

películas sobre distanciamiento social

Cine

Contra la cuarentena: grandes películas sobre distanciamiento social

Contra la cuarentena: grandes películas sobre distanciamiento social

La rápida propagación global del COVID-19 nos ha dejado a todos en casa de manera forzada. Necesariamente estamos cambiando hábitos y costumbres al recurrir al llamado “distanciamiento social”, pero los protagonistas de algunas de nuestras películas favoritas lo han elegido voluntariamente como estilo de vida, ya sea por su forma de ser o debido a algún evento traumático.

películas sobre distanciamiento social películas sobre distanciamiento social


Grandes películas sobre distanciamiento social

Al igual que hicimos hace unos días, recomendando herramientas que permiten ver películas a distancia en grupo, en esta nota seleccionamos grandes películas sobre distanciamiento social. Es un intento de continuar reflexionando sobre las mejores prácticas que reducen el contacto cercano con otras personas y, simultáneamente, ayudan a abordar la pandemia.

Wild (Jean-Marc Vallée, 2014)

Además de ser una de las historias más interesantes sobre senderismo que nos dio el cine, Wild (o Alma Salvaje) es también el drama (basado en hechos reales) de una mujer caminando por enormes trechos en busca de un lavado espiritual.

El personaje principal, interpretado por Reese Witherspoon, pasa la mayor parte de su tiempo sola. Luego de algunas duras experiencias personales, como su divorcio y la muerte de su madre, la joven Cheryl Strayed decidió recorrer en solitario (y careciendo de experiencia) más de 1600 kilómetros por el Sendero de las Cimas del Pacífico, que atraviesa el desierto de Mojave y sube hasta la frontera de Canadá, entre los estados de Oregon y Washington.

A diferencia de otras películas del estilo (como Into the Wild, que inevitablemente viene a la mente) acá el director Jean-Marc Vallée decidió encarar el argumento como un complejo encuentro con la naturaleza, y también un juego de contrastes y de dolor ante el límite.

Another Earth (Mike Cahill, 2011)

Mencionar por qué esta obra independiente de ciencia ficción forma parte de las películas sobre distanciamiento social sería spoilear gran parte de su atractivo. Me voy a limitar a comentar que Rhoda (interpretada por la siempre correcta Brit Marling) intenta expiar sus pecados al alejarse de su vida anterior y hacer las paces con el hombre cuya familia destruyó accidentalmente.

No está de más decir que también hay, misteriosamente, una versión duplicada de nuestra Tierra (ahí es donde entra el sci-fi en la historia). Allí parecen existir las mismas personas que en la original, lo que genera conmoción e interés en todo el mundo.

Cuando la protagonista tiene la oportunidad de viajar a esta segunda Tierra para un comienzo fresco y nuevo, tiene que decidir si realmente quiere una nueva vida sola o enfrentar las consecuencias de sus acciones. Una película interesantísima que, sin duda, te deja pensando.

Her (Spike Jonze, 2013)

Si tenés que quedarte en casa y todavía no viste Her, algo estás haciendo mal en tu vida. La película narra las desventuras de Joaquin Phoenix en un futuro cercano. Él, un escritor solitario, desarrolla una relación poco saludable con un sistema operativo diseñado para satisfacer todas sus necesidades.

Internet y las nuevas tecnologías han creado un nuevo paradigma cuyo efecto, aunque latente, sigue sin estar bien definido. Her explora los nuevos tipos de relaciones que creó la era informática, y lo hace de una forma muy novedosa.

Las cuestiones éticas, las preguntas filosóficas y los cuestionamientos sociales que se plantean en sus dos horas de duración son complejos, y te dejan deliberando sobre aquello que nos hace verdaderamente humanos.

Horse Girl (Jeff Baena, 2020)

La adición más reciente dentro de este listado. En esta producción original de la Gran N, Sarah (Allison Brie) es una peculiar e introvertida chica con una fuerte debilidad por los caballos, las manualidades y las telenovelas policiales berretas. Su vida comienza a volverse confusa cuando una serie de sueños lúcidos la llevan a creer que algo misterioso ocurre a su alrededor.

Lo interesante de Horse Girl (o “La chica que amaba a los caballos”) es el nivel de ambigüedad con el que opera. No es para espectadores que buscan respuestas sencillas. Podría tratarse sobre un estudio de la depresión psicótica (el personaje de Sarah decididamente marca todas las casillas) o bien, que todas las cosas extrañas que ocurren tengan una justificación sobrenatural.

Como sea, habla (y bastante) sobre el distanciamiento social como mecanismo de defensa de algunas personas con perturbaciones mentales o enfermedades difíciles de diagnosticar. La película funciona por partida doble, tanto para fans del sci-fi como para aquellos que disfrutan de los íntimos dramas psicológicos.

Wall-E (Andrew Stanton, 2008)

Una de las obras maestras de Pixar de los últimos años. Casi sin diálogo durante la primera mitad, el encanto innato de Wall-E reside en la alegría que encuentra un pequeño robot compactador de basura simplemente explorando el páramo del mundo que lo rodea, donde es el guardián solitario del medio ambiente.

Su honesta y natural necesidad de compañía lo termina llevando a una aventura que cambia su vida por completo. Lo único que tenemos que hacer para poder disfrutarla es superar el hecho de que la humanidad ha convertido a la Tierra en un pozo de basura inhabitable para el siglo 29.

Sunset Boulevard (Billy Wilder, 1950)

Una de las mejores películas de todos los tiempos. Punto. La mencioné al analizar la decadencia del cine mudo, pero es además un gran relato sobre las consecuencias de una cuarentena prolongada.

Una antigua estrella del cine mudo, Norma Desmond, representa a la perfección esta historia de advertencia sobre lo que sucede después de estar demasiado tiempo encerrados entre cuatro paredes.

Desmond es amargada, delirante y depresiva. Vive totalmente fuera de la realidad, encerrada en su enorme mansión y acompañada únicamente por su fiel mayordomo Max. Cree, falsamente, que sus fans todavía la están esperando y que está a tiempo de tener un gran regreso. La llegada de Joe Gillis reaviva la chispa de su pasión y las ganas de reaparecer ante el mundo cinematográfico.

The Lighthouse (Robert Eggers, 2019)

Dejamos a la gran olvidada del año pasado para el final. Está fantástica alegoría de terror –que acumula tensión gracias a esas dos bestias de la actuación que son Willem Dafoe y Robert Pattinson– es, sin duda, una de las mejores películas sobre distanciamiento social que hayan salido en el último tiempo.

La idea de que el distanciamiento social durante mucho tiempo genera ansiedad, estrés y locura nunca fue tan cierta como en esta producción de Robert Eggers, el director de La Bruja.

Parcialmente basada en una historia real, trata sobre la relación del hombre con Dios, una latente dinámica de poder como filosofaba Foucalt, mucha locura estilo Edgar Allan Poe y una clara influencia de dos autores clave: H.P. Lovecraft e Ingmar Bergman. Además, es super interesante cómo utiliza el faro como símbolo literario dentro de su ficción.

The Lighthouse puede no ser para todo el mundo (le cuesta arrancar, tiene un ritmo extraño y diálogos más raros todavía) aunque vale la pena por ser tan diferente. Un visceral estilo visual y el gran duelo actoral de los protagonistas llevan adelante un argumento que puede ser simple en su esencia, pero que tiene su potencial para el análisis.


Estas son sólo algunas películas sobre distanciamiento social que podemos recomendar. ¿Cuál otra agregarías a la lista?

Click para comentar

Deja un comentario

Más en Cine

Trending

Arriba