Conectate con nosotros

Yippie kay yay: 5 películas que son una copia de Duro de Matar

Cine

Yippie kay yay: 5 películas que son una copia de Duro de Matar

Yippie kay yay: 5 películas que son una copia de Duro de Matar

En honor al reciente estreno de Rascacielos, la nueva de acción del fenómeno hollywoodense Dwayne “La Roca” Johnson, hoy nos decidimos a listar algunas películas que son copia de Duro de Matar, el clásico de John McTiernan que cambió la manera de hacer thrillers allá por 1988.

películas copia de duro de matar


Películas que son una copia de Duro de Matar

No es ningún secreto que, en su última producción, La Roca hace lo posible por homenajear a la reconocida película de acción de Bruce Willis. Rascacielos es un regreso consciente a lo que fue el cine de acción de los ´90, incluso con sus ridiculeces argumentales. Allí, el protagonista –líder de un equipo de rescate de rehenes para el FBI y veterano de los Marines– intenta salvar a su familia atrapada dentro de un edificio en llamas en China.

Duro de Matar ha sido una bisagra dentro del séptimo arte y, todavía hoy, sigue soportando el paso del tiempo. Es una pieza fílmica muy precisa, desde la dirección hasta las actuaciones, pasando por cada una de las categorías técnicas.

Por eso no es ninguna sorpresa que cuando llegó a los cines (ganando cuatro nominaciones a los Oscar) de pronto todos los estudios querían tener su propio héroe de acción atrapado entre terroristas y con las probabilidades en su contra.

the rock rascacielos copia de duro de matar

Esto significa que, a lo largo de los años, hemos visto muchas historias que son en esencia una copia de Duro de Matar… pero ubicando el relato en otro ambiente. Aclaramos que esto no significa que sean necesariamente malas películas (de hecho, ¡muchas son geniales!). Solo que la musa inspiradora se le nota enseguida. Veamos.

Alerta Máxima (Steven Seagal, 1992)

… o “Duro de Matar en un barco acorazado”

Hoy Steven Seagal es un ciudadano ruso que ha sido denunciado por acoso sexual por varias actrices. Su status actoral en el siglo XXI quedó reducido a películas de dudosa calidad y directo a DVD, pero en sus buenos años fue reconocido como héroe de acción.

En Alerta Máxima, quizás su película más querida, la ex-estrella se enfrenta mano a mano contra un rebelde operativo de la CIA convertido en terrorista (Tommy Lee Jones) quien toma control de un barco acorazado en un intento de vender unos misiles a la competencia.

Acá nos encontramos con algunas secuencias de acción fantásticas (como la tremenda pelea con cuchillos) y a un convincente villano en la tradición de Hans Gruber. Como Gruber, el personaje de Jones está siempre un paso adelante de los negociadores.

Muerte súbita (Jean-Claude Van Damme, 1995)

… o “Duro de Matar en un partido de hockey”

En el pico de su popularidad, Van Damme llevó adelante esta descarada copia de Duro de Matar en la que el actor belga intenta cargarse a todo un grupo de sanguinarios terroristas que retienen al vicepresidente en el palco de honor de un estadio de hockey.

Ellos exigen que, a lo largo del partido, se proceda a una transferencia de dinero a sus cuentas bancarias. En caso contrario, todo el lugar (convenientemente sembrado de bombas) volará por los aires con todos los espectadores dentro.

La joyita de esta producción tiene que ser, decididamente, la pelea entre el acrobático protagonista y el pingüino mascota, que hay que ver para creer.

Máxima Velocidad (Keanu Reeves, 1994)

… o “Duro de Matar en un colectivo (y en ascensor y en un subte)”

No se siente del todo correcto llamarla una copia de Duro de Matar siendo que el thriller de acción de Jan de Bont creó su propio género (y otras copias subsiguientes). Pero el ADN de John McClane es innegable en esta icónica película noventosa.

Lo ingenioso de Máxima Velocidad es que toma la fórmula conocida y la pone en movimiento… literalmente. La acción es siempre sobre ruedas, sea en el colectivo o en el tren, propulsando siempre el ritmo hacia adelante y brindando un pulso narrativo que apura todo el tiempo.

Keanu Reeves es una delicia como Jack Traven, un oficial de la SWAT que va contra el bombero loco personificado por Dennis Hopper, un actor que nació para ser villano. El personaje de Hopper colocó una bomba bajo un colectivo que va a estallar si su velocidad baja de los 80 km/h.

Inolvidable la escena en que el colectivo salta un puente.

La Roca (Nicholas Cage, 1996)

… o “Duro de Matar en Alcatraz”

¿Cómo no mencionar una de las mejores producciones de Michael Bay? Francis Hummel (Ed Harris) pretende que se indemnice a las familias de los soldados muertos en misiones secretas. Tras robar 16 misiles equipados con gas venenoso, toma Alcatraz y amenaza con lanzarlos sobre San Francisco.

Para resolver la situación, un especialista en armamento biológico, el Dr. Stanley Goodspeed (Nicholas Cage) tiene que unirse al único fugado de la famosa prisión, John Mason (Sean Connery).

En comparación con otras películas que son copia de Duro de Matar, esta tiene mucho carisma y corazón, además de algunas alocadas escenas de acción que son muy entretenidas de ver. Si sumamos la buena química entre los dos protagonistas y algunas risas en el medio para distender, es una de las que verdaderamente valen la pena.

Pasajero 57 (Wesley Snipes, 1992)

… o “Duro de Matar en un avión”

Por último, acá no es un edificio ni un barco… tampoco una prisión de máxima seguridad ni un partido de hockey. En Pasajero 57, unos terroristas secuestran un avión en el que viaja un especialista en seguridad aérea (oh, santas casualidades).

Wesley Snipes es el tipo de persona que lee El arte de la guerra en un avión. Todos tenemos a un amigo así. Él es el ocupante del asiento 57 y no necesita demasiado lugar (ni tiempo) para empezar a repartir patadas cuando el conflicto se dispara.

Los terroristas son una combinación de ingleses y franceses, porque parece que el acento alemán de Hans Gruber gustó a los guionistas hollywoodenses de la época. Entre los villanos tenemos a Elizabeth Hurley (sí, leyeron bien) quien hasta en un momento hace un comentario metatextual sobre su propio acento.


Estas son algunas de las películas que son una copia de Duro de Matar. Lectores ávidos seguramente puedan mencionar algunas más. 

 

Click para comentar

Deja un comentario

Más en Cine

Arriba