Conectate con nosotros

Alta Peli

Las Siamesas (REVIEW)

Críticas

Las Siamesas (REVIEW)

Crítica realizada durante el 35° Festival Internacional de Cine de Mar del Plata

Las Siamesas, dos vidas que cambian por completo en una noche de ruta. Crítica a continuación.

Madre e hija tienen una relación simbiótica, con vidas tan entrelazadas que cuesta distinguir dónde empieza una y termina la otra. A sus cuarenta años, Estela (Valeria Lois) necesita hacer su camino y una herencia puede ser lo que le abra esa puerta. Si es que Clota (Rita Cortese) se lo permite.

Los nervios no la dejan dormir la noche previa al viaje. Quizás por la ansiedad de conocer los departamentos que ese padre que nunca estuvo le dejó en herencia, o tal vez porque sabe de antemano que subirse a un micro con su madre no va a ser una tarea fácil ni relajada. Después de meticulosos preparativos que ponen a prueba su paciencia, las siamesas salen de la casa de Junín donde vivieron toda la vida hacia la costa de la provincia de Buenos Aires, en un micro casi vacío. Es invierno y según les han dicho, en el pueblo al que se dirigen ni siquiera en temporada alta hay mucha gente.

Clota es una mujer resentida con la vida que no tiene miedo de expresarlo, por lo que Estela a duras penas logra controlarla en un día normal. Pero cada kilómetro de ruta abre la puerta a viejos recuerdos hace mucho enterrados bajo la prohibición de ser mencionados, poco a poco su comportamiento se vuelve cada vez más insostenible.

Las Siamesas comparten hasta el dolor

Apenas un año después de Los Sonámbulos (ganadora del Cóndor de Plata por mejor película y mejor dirección), Paula Hernández presenta Las Siamesas, un nuevo proyecto que comparte varios puntos temáticos importantes con el anterior, pero en una escala mucho más reducida y sintética. Los secretos familiares, el dolor que dejaron y la violencia que engendraron durante décadas de no ser mencionados vuelven a ser el centro de la historia, pero Las Siamesas solo necesita de dos personajes encerrados en un micro para hacerlo, porque todo lo que vemos y oímos está ahí para algo.

Sea para infiltrar un chiste incómodo o ir construyendo el pasado que no vimos, cada palabra que dicen Las Siamesas parecen seleccionadas con precisión quirúrgica para decir exactamente lo que quieren decir, en el momento justo. Y si puede ser extirpada para ser reemplazada por un gesto, una acción o incluso un silencio, esa palabra desaparece. 

Esto sin duda es un afinado trabajo en conjunto del guion con el elenco, quienes desarrollaron una química entre sí tan verosímil como odiosa es la Clota de Rita Cortese. Una persona detestable que no deja de maltratar a todo el mundo, pero que en cuanto se permite vulnerarse para confesar el profundo dolor que carga sobre sus espaldas, por un instante casi dan ganas de perdonarle todo. En contrapunto, Valeria Lois (que ya tenía un pequeño pero potente rol en Los Sonámbulos) encarna sin exageraciones la compleja relación de amor y odio que une a Estela con su madre, una mujer de la que heredó, desde el día en que nació, una tonelada de responsabilidades y dolor que la marcarían para siempre.

A primera vista, la premisa de Las Siamesas parece similar a la de muchas otras películas de las últimas décadas y en algún punto suena al costumbrismo minimalista clásico del cine argentino de bajos recursos. Es una comparación que se desarma con apenas algunos minutos de película.

Si para otra gente “minimalismo” significa no resolver y dejar un hueco con el mismo gusto de una galleta de arroz, que no estorbe ni distraiga de lo que hace el elenco, en Las Siamesas significa lo que realmente debería ser el término: que no sobre ni falte nada. Así como cada frase solo es dicha cuando mejor aporta al conjunto, cada encuadre no parece decidido para llamar la atención por su belleza sino para ayudar a contar algo de lo que está sucediendo, y se intuye que tampoco hay capricho estilístico en la elección en cada objeto de la ambientación y del vestuario que aparece en plano, incluso si algunas sutilezas se nos escapan.

Con una dosis medida de humor que va desapareciendo a medida que avanza la trama, Las Siamesas ofrece una historia íntima y sin grandes giros, pero con algo para decir.

Las Siamesas (REVIEW)
Conclusión
Potente y a la vez delicada, Las Siamesas es una pequeña película que exprime cada minuto y cada recurso del que dispone.
Nota de lectores0 Votos
0
90
Total
1 comentario

1 comentario

  1. Pingback: Películas de Diciembre 2020: cine en casa, qué ver en streaming y TV

Deja un comentario

Más en Críticas

Trending

Arriba
Salir de la versión móvil