Conectate con nosotros

Alta Peli

Alta Peli te dice: A Jugar The Witness

Sin Categoria

Alta Peli te dice: A Jugar The Witness

Porque no todo es FIFA, Call of Duty o GTA. Hoy AltaPeli te dice: a jugar The Witness, un juego que pondrá a prueba tu inteligencia, tu paciencia y capacidad de atención.

Porque no todo es FIFA, Call of Duty o GTA. Hoy Alta Peli te dice: a jugar The Witness, un juego que pondrá a prueba tu inteligencia, tu paciencia y capacidad de atención.

Allá por el año 97, la doctora Ellie Arroway afirmaba que las matemáticas son el único lenguaje universal. Hablo de Contact, claro, la película de Robert Zemeckis protagonizada por Jodie Foster, quien defendía con una adorable vehemencia que «cualquier creación humana, incluyendo las religiones o el mismo lenguaje, está contaminada por nuestros propios prejuicios, y por eso la razón y el número desnudo son los únicos vehículos viables para el contacto con el exterior». La belleza de la lógica pura, diría Kant.

Y esa es, ni más ni menos, la propuesta que Jonathan Blow nos ofrece al jugar The Witness. Desafiar nuestra inteligencia mediante una sucesión de rompecabezas. Individualmente suponen inmensos desafíos intelectuales, pero unidos conforman algo parecido a un lenguaje. Uno del que Louise Branks estaría orgullosa: una gramática construida paso a paso mediante líneas y formas geométricas que solo obtienen significado cuando nosotros conseguimos dárselo. The Witness es evidentemente un juego de puzzles, pero ante todo es un experimento sobre el aprendizaje y sobre la comunicación.

A nivel conceptual, jugar The Witness es arriesgado, desde que llegamos a la isla hasta que decidamos abandonarla no encontraremos una sola línea de texto. Las localizaciones no tienen nombre, no hay voces en off que nos guíen, ni tutorial que nos lleve de la mano. Estamos completamente solos, encontramos un primer panel, un rompecabezas extremadamente sencillo con la única solución lógica de trazar una línea hasta la salida; nadie nos lo ha explicado, no hay luces de neón, carteles, ni asistentes artificiales: simplemente tiene sentido. Repetimos la operación, se abre una puerta, y seguimos nuestro camino al exterior. Hasta que encontramos un nuevo panel, esta vez con un punto negro que cruza uno de los caminos posibles.

Así, paso a paso, se va construyendo ante nosotros un conjunto de mecánicas de una profundidad y una inteligencia sorprendentes. Desarrollados de manera tan integral que en etapas más avanzadas nos hace pensar en cómo diablos hemos conseguido comprender todo eso sin que nadie lo explique.

Podría decirse que el tema de fondo al jugar The Witness es el de la superación personal. El hacerse merecedor del conocimiento porque uno se lo ha ganado. Hay pistas para ello, audios y fragmentos de video, observar el entorno, ver mas allá de lo obvio. El juego es una irreverencia a los tiempos actuales. En la era de internet y las guías de YouTube un título así no tiene sentido, y por eso es fantástico. Blow se niega a perder la fe y apuesta por lo distinto. Confía en el espíritu curioso del jugador, estimula su inteligencia. Todos los sectores de la isla son accesibles después del «primer nivel». Sin embargo vamos a encontrar constantemente obstáculos insalvables y símbolos que no sabremos interpretar. Pero si buscamos bien siempre encontraremos la primera lección.

No puedo olvidarme de hablar de la isla. Semejante esfuerzo intelectual está acompañado de un bello marco. Los colores, texturas y ambientes de la isla están desarrollados de una manera lírica. Brinda un maridaje exquisito, no sólo son el «contenedor» del juego, sino que son parte esencial del mismo. El ambiente contiene los puzzles en numerosas oportunidades. Para tener éxito, muchas veces deberemos apartar la vista de lo que tenemos enfrente, observar el panorama completo. Mensaje profundo el que nos deja The Witness, sin dudas un infaltable para cualquier jugador.

Podes ver otros recomendados, click ACA

Click para comentar

Deja un comentario

Más en Sin Categoria

Trending

Arriba