Conectate con nosotros

Alta Peli

Críticas

REVIEW: The Boys

The Boys, el lado oscuro de los superhéroes.

Estamos hasta la médula de superhéroes sea en series o en la gran pantalla, donde incluso algunos treparon hasta la cima de las películas más vistas de la historia.

crítica the boys serie prime videoEntre tan excesiva oferta (la cual es aceptada con los brazos abiertos por muchos fans, mientras otros espectadores y críticos ven en ello un panorama desalentador), siempre es bien recibida una propuesta que se posicione ante el género desde otro lado.

The Boys, la nueva serie de Amazon Prime Video, parte de una simple pregunta: ¿qué pasa si un superhéroe es corrompido?

Crecimos entre historias de estos hombres y mujeres especiales que con sus poderes siempre están dispuestos a salvarnos, pero ¿y si en realidad fuesen un peligro? ¿si el poder se les sube a la cabeza y quienes creíamos estaban para protegernos ocultan miserables secretos?

Detrás de todo gran héroe, hay un lado oscuro

Remitiendo directamente a personajes que conocemos, el comic The Boys de Garth Ennis y Darick Robertson mostró a un grupo de superhéroes corrompidos por la fama y el poder. Eric Kripke, Evan Goldberg y Seth Rogen son los encargados de trasladar las viñetas (no exentas de cambios) al formato serie, y el sello de este trío no podría ser más perfecto para el tono irreverente que tal historia necesitaba.

The Boys presenta a un grupo de influyentes y venerados héroes, verdaderas celebridades en esta época de redes sociales donde la imagen lo es todo, destinados a salvar el mundo pero también a llenar las arcas de una mega corporación a través de películas, merchandising y todo lo que el mercado necesite. Los más poderosos se agrupan en una especie de Liga de la Justicia, liderados por Homelander (Antony Starr) que sería claramente Superman si no llevase una capa que recuerda al Capitán América: a ese selecto grupo se une una recién iniciada Starlight (Erin Moriarty), quien llega con sus deseos de servir a la comunidad para encontrarse con un grupo de sociópatas e insoportables compañeros de trabajo.

A este grupo de monstruos adorados por la sociedad, se les enfrentarán unos inadaptados que por diferentes motivos desean desenmascararlos. Bajo las ordenes de Billy Butcher (Karl Urban), gente normal intentará que esos superpoderosos que detestan paguen las consecuencias de sus actos. Jack Quaid (hijo de Dennis Quaid y Meg Ryan, dicho sea de paso) sobresale como Hughie, un tímido nerd que acabará entre esa banda de muchachos (The Boys) dispuestos a hacer volar por los aires a los superhéroes… y no precisamente volar por sus capas sino dándoles un final horrible y sangriento.

ver serie the boys

La sátira se conjuga con cínica crítica sin jamás perder de vista que esto debe ser un entretenimiento. Podemos encontrar algunos subtextos interesantes y dignos de análisis alrededor de la sobre explotación del género, el capitalismo y el sexismo, pero jamás la serie deja de ser condenadamente entretenida, generando escenas de violencia desenfrenada, con buenos efectos visuales y actuaciones a la altura.

Todo lo que sabemos sobre superhéroes juega un rol fundamental, agregando contexto sin que el guion deba esforzarse, sumando capas para el experto en el tema aunque sin dejar afuera a quien no tenga idea de este tipo de historias superheroicas (¿existe hoy por hoy alguien al margen del fenómeno?)

La locura de lo que cuentan no funcionaría sin buenos personajes. El mayor acierto de The Boys es que absolutamente todos los integrantes de la historia se alejan del que sería el lugar fácil: ser una mera caricatura. Cada uno tendrá su momento, por más pequeño que sea, para ser dotado de un desarrollo digno que nos haga entenderlos. La serie entiende a sus personajes, algo que debería ser obvio pero que es dejado de lado en la mayoría de las producciones de este estilo. Así, hasta los villanos tienen un tratamiento aportando bases sólidas para que podamos soportarlos.

simon pegg the boys

Los chistes tontos firma de la casa se amalgaman con buenos cameos y con la oscuridad de un cómic que incomodó a muchos. Las explosiones de violencia, sea sexual o de puro gore, están al servicio de una clásica historia de conspiraciones y corporaciones de dudosa moralidad (con una Elisabeth Shue que brilla como la cara de esa retorcida empresa).

Ya hemos tenido dos acercamientos a lo que The Boys está contando. La fallida serie de comedia Powerless (de la que hablamos ACA) no pudo sostener con su humor blanco los daños colaterales del accionar de los superhéroes; mientras la reciente película Brightburn salió airosa apenas con lo justo, dejando la sensación de que había mucho más por explotar al intentar retratar a un superhéroe absorbido por el lado oscuro. The Boys combina lo que ambas intentaron contar, y en esa unión de comedia y oscuridad reside su éxito.

Nota de lectores14 Votos89
80
Total
Conclusión
The Boys funciona como mero entretenimiento sin dejar de lado la naturaleza crítica de su obra base. Un sólido elenco da vida a personajes lo suficientemente bien desarrollados para dotar de sentido a un mundo que conocemos de tantas películas y series, pero haciéndolo extremadamente violento, poniendo en foco la hipocresía y los intereses que lo mueven, revelando lo que esas mismas películas y series que adoramos jamás se animarán a revelar. Invita a dudar de los idolos y modelos a seguir en una comedia negra de 8 horas explosivas que jamás pierden ritmo ni fuerza. La renovación temprana para su temporada 2 no era por nada: estamos ante una de las grandes sorpresas del género.
Click para comentar

Deja un comentario

Más en Críticas

Trending

Arriba