Conectate con nosotros

Alta Peli

Series de Netflix canceladas en su temporada 3: Los motivos

Series

Series de Netflix canceladas en su temporada 3: Los motivos

Series de Netflix canceladas en su temporada 3: Los motivos

Últimamente nos enfrentamos a la cancelación de diferentes series en el gigante del streaming. Por diversos factores, ya sea costos elevados, baja audiencia (la cual no podemos chequear porque ese dato no se revela) o problemas entre las cadenas, cada vez más shows dicen adiós. Pero hay una particularidad que comenzó a llamar la atención: son muchas las series de Netflix canceladas en su temporada 3. ¿Por qué ese número? Acá intentaremos develar los motivos.

Hay 3… sin 4

One Day at a Time

Veamos qué series nunca llegaron a la temporada 4.

Hemlock Grove: esta serie original de Netflix fue la primera en ser cancelada por la cadena. ¿La razón? Se dijo que los costos para producirla eran muy altos y su alcance estaba cayendo temporada a temporada.

Bloodline: el problema principal con este show fue el aumento de los costos debido a un cambió en la política de incentivos fiscales de Florida, lugar donde se filmaba.

One Day at a Time: en marzo del corriente año, Netflix anunció la cancelación de dicha comedia alegando la falta de público para ella.

Love: a pesar de ser de las más buscadas a nivel mundial en la plataforma, la cadena decidió cancelarla «para ampliar sus horizontes con otras series».

Santa Clarita Diet: la reciente cancelación de la serie con Drew Barrymore y  Timothy Olyphant sorprendió a muchos, ya que a medida que iban pasando las temporadas las críticas y recepción mejoraban cada vez más.

Easy: un programa que parecía tenerlo todo para ser un éxito; tal parece que no fue así y la falta de repercusión ayudó a Netflix a tomar la decisión.

Travelers: fue emitida originalmente por Showcase, y transmitida internacionalmente por Netflix. Luego, Showcase la cancela tras dos temporadas. Es ahí cuando Netflix salió al rescate y se encargó de la producción de su tercera temporada. Aparentemente, no dio frutos ya que no llegó a una cuarta. Sus seguidores han acusado a la plataforma por la falta de promoción.

Daredevil: si hay una cancelación que llamó la atención de todos fue definitivamente esta. Mucho se habló de los motivos, pero lo que más resuenaes que es con la llegada de Disney+, Marvel pasaría a competir directamente con Netflix. Por otra parte, los constantes cambios de productor y los desacuerdos en cuanto al número de capítulos habrían influenciado tan drástica resolución.

Jessica Jones: mismo caso, otra serie de Marvel cancelada en manos de Netflix. A pesar de justificarse en el nacimiento de Disney+, por otro lado dicen que no estaba teniendo la llegada esperada.

Shadowhunters: aunque en un principio se creyó que la razón de la cancelación venía exclusivamente de su cadena original Freeform, finalmente se supo que fue Netflix quien no quiso seguir invirtiendo en esta serie de ficción sobrenatural. Se dice que Constantin Film (productora del show) perdió su contrato con la plataforma, y de esta forma no tenía el respaldo financiero para seguir realizándola.

Entonces, ¿por qué tantas series de Netflix canceladas en su temporada 3?

Series de Netflix canceladas en su temporada 3

El común denominador en todas es la fuerte presencia de productoras y estudios externos. No me explayo en el tema de qué gana y qué pierde Netflix con este tipo de co-producciones pues de ello ya hicimos una extensa nota que pueden leer ACA.

La cuestión es que -según Deadline- la mayoría de estas series de productoras externas se quedan en su temporada 3 por la forma en que son contratadas y la variación de costos de esos contratos a lo largo de los años.

Es que cuando Netflix contrata los servicios por un show, paga por adelantado el costo total del producto (para que se pueda producir la temporada completa antes de estrenar) y además entrega un adicional del 30% del presupuesto. Dato clave.

Ese excedente del 30% no es un regalo: con eso la casa productora cede los derechos (y el streaming fuerza el famoso «original de Netflix«) y al mismo tiempo consigue -inmediatamente- un balance positivo de sus números. El estudio externo consigue sus ganancias antes de empezar a rodar, cosa que una serie común -en cualquier otro canal tradicional- solo obtiene a lo largo del tiempo (y suponiendo que a la serie le vaya bien).

Al pasar a las temporadas 2 y 3, esa prima extra aumenta pero de manera modesta. La cuestión cambia abruptamente cuando hay que negociar para una temporada 4, donde si la serie siguió es porque se ha hecho de una marca potente que implica hablar de números de otra manera. La casa productora necesita mucho más dinero, pues hasta los contratos de las estrellas aumentan (a esta altura un actor desconocido en la temporada 1 ha adquirido nombre propio) y esa prima se convierte en un porcentaje demasiado alto que Netflix no siempre está dispuesto a pagar, salvo que la serie sea un fenómeno que de ganancias por donde se le mire.

Esto se traslada, como estamos viendo, en un «hasta acá llegamos». En conclusión, si tu serie favorita de Netflix no es un fenómeno de masas, preparate para despedirte de ella en la temporada 3, porque la número 4 se ha transformado en sinónimo de muerte.

Click para comentar

Deja un comentario

Más en Series

Trending

Arriba