Conectate con nosotros

Alta Peli

10 años de ritmo, a jugar Just Dance 2020

VideoJuegos

10 años de ritmo, a jugar Just Dance 2020

10 años de ritmo, a jugar Just Dance 2020

El rey de los juegos de baile cumple 10 años, ¿Vale la pena jugar Just Dance 2020?

Se me hace difícil opinar sobre si vale la pena o no jugar Just Dance 2020, un juego con entregas anuales que modifica su lista de tema para reflejar la tendencia cultural, que también suma canciones clásicas o que buscan divertir, y cuya mecánica no sufre variaciones en el tiempo.

Una visión simplista podría hacernos decir que «es lo mismo que el año anterior». Pero un mirada más global debería hacernos notar que algo debe significar el mantenerse en vigencia por más de 10 años.

No es verdad decir que Just Dance es el mismo año tras otro. En primer lugar hay que destacar cómo se fue adaptando a la tecnología; recuerdo esas primeras partidas en Xbox 360 donde necesitaba un galpón para que el Kinect viera mis movimientos. El juego fue evolucionando y hoy se puede jugar con un celular. Pasamos de jugar en solitario a jugar en equipo, a realizar coreografías tipo videoclip, a competir con usuarios de todo el mundo.

Just Dance fue acompañando la explosión de las redes sociales. Ver cómo ha crecido su comunidad y las performances que realizan los Just dancers es impresionante.

Me animo a decir que es un fenómeno cultural. Ver cómo el público joven se suma a cada evento donde el juego se presenta es un claro ejemplo de esto. Las competencias reúnen cada vez más y mejores participantes con atractivos premios.

Esta evolución la podemos revivir al jugar Just Dance 2020. La última versión del juego tiene un modo nuevo «all stars» que nos hace recorrer hitos de la franquicia con pequeñas cinemáticas. Este modo oficia de campaña, por así decirse, y es todo un acierto.

Con modos de hasta 6 jugadores, kids, la posibilidad de hacer listas de reproducción o navegar por un catálogo de más de 500 canciones en «unlimited«, Just Dance 2020 es más grande que nunca.

Es innegable que a través de los años fue formando su identidad. Personajes coloridos, propios (como el panda dancer) escenarios y vestimenta únicas. En todo este recorrido hubo otros juegos de baile, por ejemplo Dance Central, pero ninguno logró trascender.

Esta vigencia tiene su fundamento en la capacidad del juego de moverse junto a los cambios culturales. Su flexibilidad, su capacidad de adaptación y su fuerte personalidad son los pilares del éxito.

Sin duda jugar Just Dance 2020 es más que ponerse frente «a la entrega anual» de un juego. Es un fenómeno cultural, una experiencia que atraviesa al mundo gamer. Les digo esto mientras pongo Baby Shark para bailar con mi pequeña sobrina y recuerdo esos Hot n Cold de Katy Perry del primer juego.

Click para comentar

Deja un comentario

Más en VideoJuegos

Trending

Arriba