Conectate con nosotros

¿Vale la pena jugar Battlefield V?

VideoJuegos

¿Vale la pena jugar Battlefield V?

¿Vale la pena jugar Battlefield V?

Vuelve Battlefield, vuelve uno de los más grandes tanques shooters. En un año donde los Battle Royale y la ausencia de campaña de un jugador marcaron el ritmo, el título más grande de EA Dice busca hacerse un lugar. Con una propuesta que mezcla su identidad con la tendencia, ¿valdrá la pena jugar Battlefield V? ¿Estará a la altura? Un intento de respuesta en la siguiente nota.

Resultado de imagen para battlefield v

Battlefield y Call of Duty son dos de los shooters más “tradicionales” de la industria. Año a año sacan sus versiones buscando llevar más fans para su lado. El 2018 se vio alterado por la irrupción de juegos como PUBG o Fortnite. Estos vinieron a patear el mercado volviéndose los populares, los que marcaron la tendencia. ¿Valdrá la pena jugar Battlefield V?

Call of duty Black Ops se subió al tren e implementó un modo Battle Royale. También sacrificó la campaña de un jugador y se volvió un producto 100% online. Battlefield V no está ajeno a esta moda, pero mantiene su estilo y personalidad. Esta nueva versión vuelve a incorporar las “historias de guerra”. Un intento de rescatar historia mínimas y personales sobre la segunda guerra.

Está campaña individual está dividida en (al lanzamiento) tres episodios de tres actos cada uno. Estos relatos no están conectados entre sí y reflejan sucesos que no son parte de la “historia oficial” de la segunda guerra mundial. Al jugar Battlefield V, DICE intenta ponernos en la piel de esos guerreros que dieron todo pero se quedaron afuera de los libros de historia.

El resultado es ambiguo. Por un lado tenemos grandes mapas de una calidad visual impactante. El estilo de juego simula ser un mapa multijugador donde tendremos que ir cumpliendo objetivos para avanzar en nuestra misión. En el medio de estas secuencias de acción, tendremos cinemáticas que nos cuentan la historia y pretenden darle carga emotiva a la misma.

El principal inconveniente es que ninguno de los relatos tiene la duración suficiente como para generar empatía con los personajes. Y las historias no llegan a ser movilizantes. Quizás la tercera sea la mejor lograda. La misma cuenta la participación de soldados senegaleses dentro de las tropas francesas.

En su búsqueda de relatos íntimos y personales, Battlefield V resigna espectacularidad. No tenemos secuencias con grandes vehículos. No está la escena bajo el agua obligatoria. Falta la secuencia a bordo de un tanque de guerra o un avión. Está ausente la escena en donde nos enfrentamos a algún jefe enorme (como el Zeppelin de BF 1, por ejemplo)

Entonces, si tomamos la ausencia de estas escenas de acción cinematográficas junto al resultado regular de los relatos de las historias de guerra, el resultado es una campaña edulcorada que no cumple en ninguno de los aspectos. No llega ni desde lo emocional ni desde la acción espectacular.

También podría decirse que por lo menos se tomaron el trabajo de incluir campaña individual. A pocos días del lanzamiento del juego solo el 4% de los jugadores de Xbox terminaron la campaña (que no dura más de 4-5 horas en dificultad normal). Esta es una tendencia que se observa cada vez más en este género. Y el principal motivo por lo que algunas compañías deciden dejar de lado la campaña individual y enfocarse en el multijugador.

En el apartado técnico, jugar Battlefield V es un placer. Tiene un diseño de sonido soberbio, jugar con auriculares es estar dentro del campo de batalla. Especial mención merece la utilización de idioma original en cada una de las historias de guerra. Una verdadera satisfacción escuchar las voces en Noruego, Alemán o Francés. La parte visual está a la altura de las expectativas, con un súper sólido motor gráfico que saben explotar muy bien.

Un modo individual algo tibio

Dejando de lado el modo individual y pasando a lo que le importa al gran público, el modo multijugador está muy bien logrado. La parte técnica que señalamos antes se traslada hacia acá y nos ofrece una experiencia de juego muy robusta. Es difícil añadir mejoras a un título tan sólido, pero una vez más Battlefield logra renovarse y ofrece una experiencia que está en el punto justo entre lo nuevo y la identidad.

Resultado de imagen para battlefield v

El cambio más notorio y sensible se encuentra en algo tan simple y complejo como el manejo de las armas. El comportamiento de las armas es algo fundamental en los shooter. Battlefield siempre se caracterizó por tener una elevada curva de aprendizaje, con armas difíciles de controlar de manera eficiente para los jugadores novatos.

En esta nueva entrega el retroceso ha sido reducido de manera drástica. Resulta ahora más sencillo controlar las armas y obtener un resultado más preciso. Esto que parece un detalle es un cambio fundamental. ¿Por qué? Porque modifica la forma en la que se dan los enfrentamientos. Armas más fáciles de controlar favorecen enfrentamientos más frenéticos. Siguiendo la tendencia existe la posibilidad de construir fortificaciones en el campo de batalla. Mangrullos, barricadas, puestos de armas montadas, son opciones disponibles que favorecen la defensa del objetivo.

Se redujo la cantidad de municiones disponibles y se implementaron estaciones que tienen suministros y kit de salud. Esto hace que el juego en equipo sea fundamental. Esto se suma a la reducción de cantidad de disparos que se necesitan para eliminar un enemigo.

Un multijugador super caliente

Si combinamos un manejo de armas más simples, menos salud de los enemigos, mayor tiempo de recuperación y menos disparos disponibles, obtendremos un gameplay dinámico y veloz donde quizás caigamos más veces que las habituales en entregas anteriores, pero ahora toda la escuadra puede revivirnos. El médico sigue siendo el más rápido para revivir pero no es el único que puede hacerlo. Lo mismo con los paquetes de munición, se pueden tomar de los suministros y otorgárselos a un compañero.

Resultado de imagen para battlefield v weapons specialization

Quizás uno de los puntos más polémicos es la progresión de las armas. El sistema es el mismo usado en Battlefront II, donde deberemos elegir entre 2 ramas que definirán el estilo sin poder hacer transiciones entre ellos. Este método intenta equilibrar el juego pero obliga al jugador a encasillarse en una opción y recorta un poco la personalización. El manejo de los vehículos se mantiene igual.

Por primera vez un Battlefield no tendrá Premium Pass y todo el contenido post lanzamiento será gratuito; el modo Battle Royale, un nuevo episodio de la campaña y un modo de entrenamiento se añadirán en los meses venideros.

Más allá de los inconvenientes con la campaña individual, el verdadero potencial al jugar Battlefield V está en el multijugador. Con una combinación justa entre mejoras e identidad hacen que este título sea muy divertido de jugar. Permite a los veteranos disfrutar y adaptarse rápidamente, pero es benévolo con los newcomers. Es un gran año para los Shooters y Battlefield V está a la altura.

Click para comentar

Deja un comentario

Más en VideoJuegos

Arriba