Conectate con nosotros

Alta Peli

¿Vale la pena jugar Biomutant?

biomutant

VideoJuegos

¿Vale la pena jugar Biomutant?

Unos simpáticos furros buscan salvar al mundo de un oscuro destino. Hoy te contamos si vale la pena jugar Biomutant.

El código del juego para este análisis fue provisto por el desarrollador

El pequeño estudio sueco Experiment 101 nos invita a jugar con animales antropomórficos en su nuevo título, Biomutant, un RPG de acción de mundo abierto más, en lo que parece ser la tendencia de la industria de un tiempo a esta parte.

Parecería que este tipo de juegos, de mundo abierto, combate en tercera persona, con ciertos elementos de RPG como recoger recursos, mejorar habilidades y armas, son la tendencia en la industria videojueguil. Ya sea porque las nuevas tecnologías permiten ofrecer mundos más vivos y complejos o porque los jugadores quieren esto y nadie pretende quedarse afuera de la máquina de hacer dinero.

Y siempre que hay una tendencia tan marcada aparecen, a grandes rasgos, dos tipos de actitudes frente a la misma. Los que apuestan por algo diferente y fresco dentro de un género saturado y nos ofrecen experiencias gratificantes como Immortals Fenyx Rising, o los que prenden la máquina de hacer chorizos y esperan que la gente caiga en su juego y solo les entregue su dinero. Obvio que nada es blanco o negro en esta vida, pero sirve para graficar posturas.

En Biomutant podemos jugar con furros espadachines

Biomutant cae en un gigante gris entre estas dos posturas; por un lado, nos ofrece una historia a priori interesante y bien planteada. La raza humana se extinguió a causa de la contaminación y en el mundo evolucionaron los animales hasta hacerse con el control del mismo, diversas tribus se disputan el control del árbol de la vida (el último elemento que parece mantener la cohesión) y nosotros deberemos luchar y formar alianzas con estas tribus para garantizar la existencia.

Al sentarnos a jugar por primera vez Biomutant nos encontraremos con un extenso creador de personajes, donde podremos elegir habilidades, complexión y demás etcéteras propios al jugar cualquier RPG. El estilo de combate, definido por nuestras decisiones, combina ataques a distancia con armas de fuego y combinaciones cuerpo a cuerpo.

En este aspecto Biomutant ofrece un sistema de combate intuitivo, responsivo, pero que no logra salir de los estándares del juego; no está mal, pero tampoco es algo súper destacable, cumple.

Lo que sí es destacable al jugar Biomutant en su sistema de recolección y creación, complejo y elaborado. Podremos pasar horas revisando las posibles combinaciones. Donde también podremos pasar una gran cantidad de horas es en su mundo abierto, el imaginario es muy bueno, esa combinación de naturaleza y tecnología está muy bien implementada y los paisajes son muy lindos de recorrer

¿Vale la pena jugar Biomutant?

Pero luego de esa agradable impresión al jugar las primeras horas, Biomutant cae en un error de manual del género. Llenar de misiones repetitivas, sin sentido y monótonas el juego para estirar de manera artificial la duración del mismo. Porque parece existir una convención en el universo gamer que si un RPG dura menos de 30 horas, no vale la pena el gasto. Si bien la campaña principal puede completarse en más o menos 12 horas, descubrir todos los finales y limpiar las misiones secundarias estiran la experiencia por más de 30 horas.

Y digo “estiran” a propósito, porque eso es lo que se siente, la estructura es la clásica “andá, matá a este enemigo y volvé”. Y la implementación es igual de simple de lo que se lee el enunciado.

Lo mismo ocurre con todas las mecánicas que el juego incluye, desde los vehículos hasta su arte marcial secreto, se nota que quisieron construir una gran estructura, pero por cada clavo que ponen se pegan dos martillazos en los dedos.

No sé si fueron muy ambiciosos y se les fue de las manos o  si el contexto de pandemia no les permitió un resultado holístico bueno, pero la sensación al jugar Biomutant es esa: un conjunto de ideas que parecen buenas de manera individual, pero que en conjunto resultan como mucho mediocre.

Un ejemplo de esto es la decisión de poner una voz en off que va narrando los sucesos del juego, pero en un tono de documental de TV totalmente anticlimático y que no corresponde con la estética y la dinámica que ofrece. Puede parecer un detalle menor, pero después de jugar algunas horas el narrador te saca de clima, arruina totalmente el mood.

En síntesis, podríamos decir que Biomutant es un conjunto de ideas que en la previa y por separado deberían funcionar, es todo lo que la gente quiere jugar hoy por hoy, pero que falla en la ejecución dando como resultado un juego regular.

Y cuando un juego es regular la decisión de compra es aún más difícil, ya que los fans del género y los que estaban esperando el titulo igual pasan por caja a pesar de los análisis, y eso está perfecto. Pero lo que es un “ya fue, lo compro igual” en Xbox porque está 2200 pesos (más impuestos), se transforma en un “lo compro o pago el alquiler” en PlayStation y sus prohibitivos 60 dólares.

Si me preguntan a mí, si tienen ganas de jugar Biomutant, esperen una oferta.

Click para comentar

Deja un comentario

Más en VideoJuegos

Trending

Arriba
Salir de la versión móvil