Conectate con nosotros

Alta Peli

Tienen que jugar Wreckfest

VideoJuegos

Tienen que jugar Wreckfest

Tienen que jugar Wreckfest

En época de juegos de carreras híper realistas que nos enseñan a manejar lindo y prolijo, llega un título que nos da una trompada en la pera. Tienen que jugar Wreckfest, así de simple.

Resultado de imagen para wreckfest xbox one

Olvídense de Forza Horizon 4, Gt sport o de esos simuladores pretenciosos, ríndanse ante Bugbear y el mejor juego de carreras de la última década. Tomando el espíritu de demolition derby y de FlatOut, llega Wreckfest para sacar chispas de nuestros autos.

Al iniciar el juego suena el heavy metal y se despliega el extenso roadmap del modo carrera. Muchos eventos bloqueados ya nos dan la pauta que jugar Wreckfest no es tarea liviana.

El primer evento nos pone frente a otros 23 jugadores montados sobre mini tractores cortacésped. La carta de presentación no puede ser mejor. El objetivo del evento es destruir a nuestros contendientes montados en nuestro feroz vehículo. Suena más heavy metal mientras vuelan pedazos de metal, tractorcitos prendidos fuego decoran el escenario y nos alzamos victoriosos.

Pocos juegos brindan esa satisfacción es sus primeros minutos de juego. Jugar Wreckfest no es acelerar y chocar como en un burnout: a medida que progresemos nos daremos cuenta de la curva de habilidad necesaria para dominar el juego.

La variedad es una de sus virtudes, desde la amplia gama de eventos, pasando por la gran oferta de vehículos. Hay derbys de destrucción, carreras por etapas, óvalos de velocidad y eventos especiales. El modo carrera es extenso y deberemos demostrar habilidad para progresar. Cada carrera nos da puntos para avanzar hacia el próximo reto.

Los escenarios están muy bien representados y a pesar de no contar con HDR la iluminación está bien lograda. Las distintas superficies se sienten, no es lo mismo correr sobre el lodo que sobre asfalto.

Existen variedad de vehículos, autos de tracción trasera, camionetas, tractores, ómnibus y más. A vehículos menos habituales mayor diversión, es directamente proporcional. Cada uno de esos vehículos son personalizables, tanto es sus piezas como en su performance. Equipar paragolpes más robustos nos harán más resistentes pero más pesados y, por consiguiente, más lentos. Para los más conocedores se pueden tocar parámetros como el torque, altura de suspensiones, etc.

El motor de destrucción es simplemente espectacular. Los vehículos se van despedazando literalmente. Un choque de frente provocará mucho daño al rival, pero puede que nuestras ruedas se tuerzan. Así, poco a poco diversos componentes comenzarán a fallar, teniendo que elegir nuestra estrategia con cuidado.

Es muy satisfactorio ver cómo nuestro vehículo todo roto sale victorioso de un evento medio prendido fuego. Está la opción de elegir el tipo de daño, si elegimos “realista” el menor error nos dejará echando humo a un costado.

Otro aspecto a destacar es la inteligencia artificial. Si bien por defecto comenzamos en fácil, al aumentarla los rivales buscarán sacarnos de la carrera de manera agresiva, proporcionando un gran desafío

La banda sonora aporta al clima del juego. Al jugar Wreckfest oiremos pistas de metal que van muy bien con el título. Y durante el menú habrá algunas canciones de dubsetp.

Sin lugar a dudas jugar Wreckfest es una experiencia satisfactoria. Detrás de este juego hay un muy serio trabajo puesto en pos de la diversión. La cantidad de vehículos y de eventos disponibles nos darán horas de entretenimiento de calidad. Wreckfest es un infaltable, más aun en su versión de Xbox one (que fue la testeada) dado su bajo precio.

Click para comentar

Deja un comentario

Más en VideoJuegos

Trending

Arriba