Conectate con nosotros

Alta Peli

Tienen que ver Death Note: el animé para iniciar a no fans del animé

Series

Tienen que ver Death Note: el animé para iniciar a no fans del animé

Tienen que ver Death Note: el animé para iniciar a no fans del animé

Aprovechando el anunció de que la desastrosa película que adapta la historia de Light tendrá una secuela, acá estamos para tratar de salvar la reputación de lo que sí vale la pena ver: la serie. Estamos al tanto de que hay gente que le huye al anime por una u otra razón, pero como una novata del género (que realmente soy), recomiendo le den una oportunidad porque no se van a arrepentir de ver Death Note.

¿De qué va?

Light, el chico más inteligente de su escuela, se encuentra un día con un cuaderno negro cuyo nombre es el que titula la obra. Al abrirlo descubre una serie de reglas que explican para qué sirve y cómo se usa: puede matar a quien quiera, siempre que sepa su nombre y haya visto su cara. Más tarde se enterará que dicho poder proviene de un Dios de la muerte (llamado Ryuk), que estará encadenado a él hasta que pierda o renuncie al Death Note.

Como es lógico, al principio cree que se trata de una broma, pero una vez comprobado el poder que ha caído en sus manos, comienza a elaborar un plan para deshacerse de todos los criminales del mundo y crear así un lugar mejor. Hasta ahí todo muy bello y filantrópico, pero las muertes masivas no pasan desapercibidas y la policía comienza a indagar pidiéndole ayuda a su mejor asesor, que se hace llamar L.

La serie se centra en las complejas y rebuscadas estrategias de Light y L a lo largo de este «tira y afloja» que parece no tener fin. Light quiere matar a todo aquel que se interponga (criminal o no) en su camino de «hacer el bien», y L quiere llevar a un asesino en masa a la justicia.

¿Por qué ver Death Note?

Ver Death Note

Empecemos por sacar todo prejuicio que puedan tener ante el género: Death Note no es «solo para frikis», ni es «para gustos específicos», como suelen decir para menospreciar al animé. Y he comprobado que tales pensamientos solo causan que nos perdamos grandes e ingeniosas historias. Créanme que en algún momento de mi vida pensé que al no ser fan del animé, no podía llegar a gustarme esta serie.

Solo basta con ver los primeros capítulos (de 22 minutos cada uno) para quedar atrapado con la historia y las estrategias preventivas de Light evitando ser descubierto mientras, en el otro flanco, L desliza sus contramovimientos para atraparlo. Definitivamente no hay lugar para equivocaciones pues ambos tienen mentes brillantes y son movidos por una especie de adicción a esta guerra intelectual.

Comprobar la inteligencia de estos dos personajes nos llena de plot twists justo cuando pensábamos que ya nada nos sorprendería. Nunca tendremos bien en claro quién lleva la delantera en qué momento, pues su guerra de egos resulta en una historia fascinante.

Esta especie de relación Sherlock – Moriarty (siendo L Sherlock, y Light Moriarty por obvias razones) nos conduce a través de una historia que puede pasar por un juego de ajedrez versión vida real y nos muestra qué tan lejos está dispuesto a llegar nuestro protagonista con la excusa de un «mundo mejor», solo para hacerse con un poder digno de un Dios.

Mientras tanto, también existen Ryuk, la familia de Light, y el resto de los personajes secundarios, que son quienes agregan un poco de soltura y quizás hasta un toque cómico al desarrollo de la trama. No todo es muerte y persecución, che.

Así que, aquellos que todavía no la han visto (salió en 2006), vayan ver Death Note. No se van a arrepentir.


Visiten otros “Tienen que ver…”: My Mad Fat Diary – In The Flesh – River – Ray Donovan – The Same Sky – El Bosque – Y hay muchos más.

3 Comentarios

3 Comments

  1. Gaston

    23/08/2018 en 12:47

    Muy cierto, no me gusta el animé pero Death Note me encantó. De todas formas me sigue sin gustar el animé je

  2. El Glande

    24/08/2018 en 00:47

    Eso de «iniciar» a alguien suena re secta…

  3. lucianosivori

    27/08/2018 en 08:21

    Lo primero que tiene que entender cualquier ciudadano promedio sobre el animé es que, por sobre todo, es un medio de ficción, no un género. No existe el «género animé». La animación japonesa se presta para todo tipo de géneros: ciencia ficción, fantasía, policial, slice-of-life, etc. A su vez, presenta géneros propios que no vas a encontrar en otro medio (shonen, ecci, school girls, etc).
    Por cierto, sí, concuerdo. No sólo Death Note es una gran serie para «iniciarse» sino que además es una gran serie en sí misma.

Deja un comentario

Más en Series

Trending

Arriba