Conectate con nosotros

Alta Peli

Tienen que ver Kingdom: zombies al ataque en Netflix

Series

Tienen que ver Kingdom: zombies al ataque en Netflix

Tienen que ver Kingdom: zombies al ataque en Netflix

Una lucha por el trono mientras se desata un infernal apocalipsis zombie; eso es lo que propone la primera serie original de Netflix en Corea. Y esa lucha, sin quererlo, se traslada hacia otro ámbito: pelear por un puesto entre las mejores series de muertos vivientes que haya realizado la pantalla chica. Tienen que ver Kingdom y en esta nota les decimos por qué.

¿De qué va?

Está ambientada en la Corea del siglo XV. Cuando los rumores de la enfermedad del rey alarman al pueblo, un inescrupuloso ministro trata de mantener vivo al soberano empleando una medicina que lo transformará en un monstruo. El heredero al trono emprende un viaje para develar qué está ocurriendo en realidad con su padre, travesía que se transformará en misión suicida pues una misteriosa plaga se apodera del reino. Ese brote se define con una palabra: ¡zombies!

Por qué ver Kingdom

kingdom netflix series de zombies

Así como Train to Busan (REVIEW ACA) revitalizó un subgénero golpeado hasta el hastío, la serie coreana que nos ocupa llega para hacerlo con las series. El fenómeno The Walking Dead provocó que decenas de shows coparan las pantallas, con muestras tan disimiles en cuanto a narrativa como a resultado. El ocaso del tanque zombie de AMC (que a nosotros nos llega por FOX) encuentra en Kingdom una alternativa refrescante, poderosa y con ideas renovadas que van a ir descubriendo a lo largo de los 6 episodios del show.

Enraizada en la ola de K-Horror que ha traído desde Asia grandes y sorprendentes exponentes de horror a la pantalla grande (al tiempo que las producciones norteamericanas se repiten incansablemente con puros golpes de efecto que terminan sin asustar a nadie), la serie escrita por Kim Eun-hee y dirigida por Kim Seong-hun (Túnel) asusta en serio con grandes dosis de gore, terror que se cocina a fuego lento y sin tenerle miedo a presentar escenas profundamente dramáticas.

Con un presupuesto que ronda los 2 millones de dólares por episodio y un especial cuidado a la hora de reconstruir la Corea Medieval, Kingdom gana mezclando varios géneros que son presentados sin prisa, y que gracias a un guion firme crecen en tensión hasta alcanzar un climax desesperante. El in crescendo narrativo resulta más que satisfactorio, aunque no sorprende viniendo de la pluma de Eun-hee, responsable de la que para muchos es la mejor muestra de K-Drama: esa joya llamada Signal.

Canción de Hielo y Fuego, con zombies

Hay quienes han comparado esta serie con el desarrollo de Game of Thrones: empezando en un piloto centrado en cuestiones de silenciosas luchas por el poder, para terminar relatando una batalla de la humanidad intentando sobrevivir a la amenaza exterior que suponen los muertos vivos y -sobre todo- a lo que generan los propios humanos cuando anteponen sus egoístas intereses particulares.

El príncipe heredero Lee Chang (Ju Ji-hoon) comienza su aventura motivado por el miedo a perder su posición y comodidad (cuando la Reina ha quedado embarazada del bebé que vendría a quitarle su puesto); recién avanzada la trama se dará cuenta de que algo superior debería primar en sus decisiones. Ese arco claro repica en el resto de los personajes, desarrollados con habilidad al verlos pelear sus batallas por el trono mientras una amenaza sobrenatural crece a su alrededor, pudiendo acabar con todos en un abrir y cerrar de ojos.

La semejanza con Game of Thrones podría extenderse a un elemento revelado al final, que no desarrollaré pues sería un spoiler gigante, pero Kingdom adquiere su propia identidad gracias a un gran episodio piloto que juega sus cartas con astucia, dejando en claro que aquí se irá por otro lado y estableciendo sus propias reglas.

La acción estalla a partir del episodio 2 cuando ellas han quedado implícitas, y les aseguro que desde allí no hay un minuto sobrante, con giros propios del drama de época clásico e intrigas palaciegas, estilo de western, y dándole una vuelta de rosca más al propio subgénero zombie, acercándolo a fundirse con reglas de las historias de vampiros. Estas aportan una dosis original a la trama, permitiendo un juego de calma y tensión constantes que sacan de quicio. Hasta que eso se vuelve a romper y nos dejan ante un cliffhanger que exige a gritos más episodios. Y todo ello, encima, entre secuencias ingeniosas ¡y samuráis! Lo que no es poca cosa.

Estos zombies sí que corren

zombies netflix ver kingdom

Los zombies coreanos corren rápido, a tal velocidad y con semejante fuerza que los de The Walking Dead no pueden competirles ni en 10 metros llanos. Las escenas violentas están aseguradas y la adrenalina también.

Obviamente, como en toda buena historia de zombies, estos son más que mero elemento de terror, adquiriendo sentido metafórico al hablar sobre el hambre de poder (y el hambre real, como ha aclarado el director en algunas entrevistas) pero sin perder jamás de vista el sentido del espectáculo y la necesidad de sangre del espectador habitual de este tipo de series (algo que le ha costado a The Walking Dead una decepción generalizada que hundió sus audiencias).

Los personajes secundarios (entre quienes sobresale la enfermera interpretada por Bae Doo-na, la inolvidable Sun de Sense8), sean villanos (bastante unidimensionales, hay que decirlo), héroes o los infaltables comic relief, refuerzan el doble juego de una historia con base en las diferencias de clases y ambiciones, posicionándose en un imaginario tablero de ajedrez dispuesto a colapsar cuando se desate el infierno y los muertos vivos -creados por la arrogancia humana- lleguen dispuestos a comérselos a todos.

La primera temporada de Kingdom está disponible en Netflix. Ha sido renovada para una segunda a estrenarse en 2020.


Visiten otros “Tienen que ver…”: BodyguardSorry For Your LossHomecomingBron/BroenThe Same Sky – Y hay muchos más.


 

1 comentario

1 comentario

  1. Guillermo Alfano

    29/01/2019 en 10:01

    Sin duda alguna es una verdadera maravilla. Yo me la miré de corrido junto a mi pareja y lo divertido es que ella odia todo sobre los zombies, pero Kingdom la dejó completamente atrapada. Sin duda es lo mejor que le pudo pasar al género y ahora a esperar la segunda parte.

Deja un comentario

Más en Series

Trending

Arriba