Conectate con nosotros

Alta Peli

Tienen que ver Bodyguard (Guardaespaldas): el thriller del año llegó a Netflix

Series

Tienen que ver Bodyguard (Guardaespaldas): el thriller del año llegó a Netflix

Tienen que ver Bodyguard (Guardaespaldas): el thriller del año llegó a Netflix

Una nueva serie inglesa se suma al catálogo del gigante del streaming, y no es una serie inglesa más: es la producción british obligatoria de 2018. Con ella BBC tuvo su mayor suceso en mucho tiempo cuando la estrenó a fines de agosto, ahora aterriza en nuestras tierras como «Original de Netflix». Tienen que ver Bodyguard y en la presente nota les decimos por qué.

¿De qué va?

David Budd es un veterano de guerra que trabaja para la Policía de Londres. Es asignado para ser guardaespaldas de Julia Montague, una Ministra en lo más alto de su carrera política, conservadora, puesta bajo el foco de la opinión pública por sus controvertidas opiniones sobre el terrorismo y por ser la principal defensora del conflicto donde David luchó: un conflicto que le ha dejado cicatrices que muy lejos están de curarse. La pregunta inicial de la serie es si ese hombre será su protección o su sentencia.

Por qué ver Bodyguard

ver Bodyguard (Guardaespaldas)

El título de la nota lo dice claro: es el thriller del año. 6 episodios que te van a mantener al borde del sillón a fuerza de un manejo de la tensión apabullante, un guión que sabe jugar a la perfección con las reglas del género, y personajes de los cuales dudaremos en todo momento sin poder tener claro cuáles son los buenos y cuáles los malos.

La intensidad aumenta capítulo a capítulo, con unos giros que -les aseguro- los van a descolocar y los tendrán expectantes hasta el final del recorrido. Compleja en su entramado que mezcla vericuetos políticos y personajes psicológicamente ambivalentes, pero sin dejar de ser un clásico exponente del género, Bodyguard inicia con una implacable secuencia de 20 minutos dentro de un tren que no podría ser mejor carta de presentación: no la develaré pese a que muchas sinopsis lo hacen, porque prefiero que la vean ustedes mismos y sepan que ese tono es apenas el comienzo.

La serie fue creada por Jed Mercurio, un nombre no todo lo conocido que debería ser para el público masivo. El hombre es el responsable de una de las mejores series inglesas de la historia, Line of Duty, un policial que si no vieron es algo que ya tienen que corregir (tirón de oreja al paso para Netflix: inentendible que la tengan pero iniciando en la temporada 3).

Los protagonistas son dos estrellas muy familiares. David es interpretado por Richard Madden, el inolvidable Robb Stark de Game of Thrones; Julia es la siempre solvente Keeley Hawes (The Missing 2, The Durrells, The Casual Vacancy). Mientras ella demuestra una vez más su talento como esa mujer poderosa, ambiciosa y capaz de desafiar el liderazgo del Primer Ministro, Madden sorprende con una capacidad que hasta ahora no había demostrado. Debe pasar por escenas de tensión extrema, de drama familiar básico, romperse en mil pedazos cuando su personaje se pierde en las grietas que el pasado le ha generado, y a su vez mantener la compostura a la hora de dejarnos con la incertidumbre de si estamos ante el héroe o ante el villano: de todas y cada una de ellas el actor sale más que airoso.

Los secundan un gran elenco de caras conocidas para los seguidores de los dramas británicos: Sophie Rundle (Peaky Blinders), Vincent Franklin (Happy Valley), Gina McKee (The Borgias), Paul Ready (Utopia, The Terror), Matt Stokoe (Misfits), Nina Toussaint-White (Uncle) y Tom Brooke (Sherlock, Preacher), entre otros.

Bodyguard, los números del furor

review bodyguard ver guardaespaldas serie inglesa

La serie llega precedida por un éxito arrollador en Reino Unido: se convirtió en el drama más visto en el país desde que comenzaron los registros de audiencia actuales. Además es el programa no deportivo más visto en la TV británica desde 2010 (puesto que ostenta The X Factor).

Ninguna serie había llegado a acercarse a números solo reservados para los eventos deportivos: la mayor audiencia televisiva de la década es la ceremonia de clausura de los Juegos Olímpicos de Londres 2012, vista por 24,46 millones de espectadores, mientras que la semifinal de la Copa del Mundo entre Inglaterra y Croacia se alzó con 20,73 millones de espectadores, siendo lo más visto de 2018 por lejos. Bodyguard acaba de alcanzar la suma de 17.1 millones en su episodio final, a años luz de cualquier otra ficción.

Obviamente al leer esos datos algo salta de maduro: todo está dado para una temporada 2 que al momento no ha sido anunciada oficialmente, aunque Mercurio ha ido más allá al declarar que tiene historias para seguir en posibles tercera y hasta cuarta temporadas. Pero para eso falta y Mercurio está abocado al nuevo ciclo de la mencionada Line of Duty, por lo tanto ahora es tiempo de ver Bodyguard para entender el por qué de semejante furor.


Visiten otros “Tienen que ver…”: Sorry For Your LossRiverThe End of the Fuc#&@ WorldHappy ValleyLiarPeaky Blinders – Y hay muchos más.


 

Click para comentar

Deja un comentario

Más en Series

Trending

Arriba