Conectate con nosotros

Tienen que ver Homecoming: la entrada triunfal de Julia Roberts a las series

Series

Tienen que ver Homecoming: la entrada triunfal de Julia Roberts a las series

Tienen que ver Homecoming: la entrada triunfal de Julia Roberts a las series

Era una de las cartas fuertes de Amazon Prime Video para este 2018, y no defraudó. La llegada de Julia Roberts al mundo de las series entrega uno de los productos más intrigantes del año: un thriller psicológico a cargo de Sam Esmail, creador de Mr. Robot, que toma conceptos clásicos del género para dotarlos de su particular y paranoico estilo. Tienen que ver Homecoming, y en la presente nota les decimos por qué.

¿De qué va?

Roberts es Heidi Bergman, una asistente social del centro de ayuda a veteranos Homecoming; su trabajo consiste en colaborar para que los traumatizados soldados puedan reinsertarse en la vida civil luego de abandonar el campo de batalla. O al menos eso es lo que parece.

En una segunda línea de tiempo ubicada cuatro años después, ella ha iniciado una nueva vida trabajando como camarera en su pueblo natal. El por qué de ese cambio comenzará a develarse cuando un torpe auditor del Departamento de Defensa, interpretado por Shea Whigham, llegue a interrogarla por algunos extraños sucesos ocurridos durante la estadía de Heidi en Homecoming. Ella se mostrará reacia a darle información, pero la pregunta es si no quiere hablar de aquello o si ese tiempo se borró de su mente.

Por qué ver Homecoming

serie de julia roberts homecoming sam esmail

Si conocen el trabajo de Esmail, sabrán que el hombre es un experto generador de atmósferas tan opresivas como paranoicas, con un muy particular estilo visual. En Homecoming se vale de tópicos del cine de suspenso más clásico para entregar una serie donde nada es lo que parece, donde el misterio crece a cada segundo y donde cada inestable personaje oculta detalles de un rompecabezas que lentamente irá adquiriendo sentido.

No hará falta mucho tiempo para saber que el centro Homecoming oculta oscuras motivaciones: la presencia del mal es acentuada con una puesta en escena que homenajea a referentes como Alfred Hitchcock o Stanley Kubrick. Esmail deja de lado sus característicos planos locos y repletos de aire, en virtud de encuadres que remiten a los mejores maestros del suspenso. Si hasta utiliza la banda sonora de esos films históricos. Pero nada de música “que se parece a”: en lo que fue un infierno de batalla por derechos, escucharemos las partituras originales de Bernard Herrmann para Vertigo, de Pino Donaggio para Carrie, de John Carpenter y Alan Howarth para Escape from New York, o de Michael Small para All The President’s Men, entre muchos otros, desde John Williams a Ennio Morricone. Y si hay algo que asegura tensión, es semejante lujo de soundtrack.

Acentuando la rareza de lo que estamos viendo, la relación de aspecto de la pantalla y la paleta visual también se transforman para diferenciar esas dos líneas que tienen a los personajes en extremos opuestos del relato. La cámara es un personaje más, siempre acechando, siempre alerta a algo que está ocurriendo pero no seremos capaces de detectar hasta que haya estallado en nuestras caras.

Climática como pocas series, su suspenso y el desconcierto son las claves que sirven a un elenco de primera línea para que puedan jugar con nosotros y desplegar su talento.

Julia Roberts, a las series por la puerta grande

El primer protagónico en una serie de la ganadora del Oscar por Erin Brockovich no podía calzarle más perfectamente. Brilla entregando dos facetas muy diferentes según el tiempo que le toque interpretar, transformándose cuando se van develando las incógnitas; respuestas que aparecerán pronto, sin estirar el misterio hasta el hartazgo pues siempre hay uno nuevo para reemplazar al anterior.

La secunda un Bobby Cannavale (Boardwalk Empire, Vinyl) que sabe cuándo colaborar en el drama más estricto y cuándo virar a un extraño humor. Su relación con la actriz es pura química, cosa que también ocurre entre ella y el otro protagonista masculino, Stephan James (Selma), un paciente de Heidi con quién iniciará una confusa relación.

homecoming serie amazon prime video

Sissy Spacek y Dermot Mulroney acompañan más que correctamente, como así también el ex Girls Alex Karpovsky, la británica Marianne Jean-Baptiste (Broadchurch) y Jeremy Allen White (Shameless).

Homecoming está basada en el podcast homónimo de Eli Horowitz y Micah Bloomberg (el cual cuenta con voces de Catherine Keener, David Schwimmer y Oscar Isaac), quienes además actúan como guionistas del show. La serie le hace honores -como no podía ser de otra manera- con un elaborado uso del sonido, aspecto tan importante como la imagen, donde lo que se escucha colabora a reforzar la idea de que algo extraño está ocurriendo. Por lo tanto -consejo- eviten verla en pantallas pequeñas o sin buenos parlantes: los detalles relevantes están escondidos tanto en el audio como en las imágenes, se encuentran allí, enigmáticos y expectantes, esperando el momento de salir a la luz.

Y otro motivo para ver Homecoming: su duración. El ritmo lento necesario para crear el clima de tensión, se siente beneficiado por lo corto de los capítulos. La serie se suma a una tendencia (más que bienvenida) de nuevos dramas de media hora por episodio. Así los 10 capítulos resultan en lo justo y necesario para no aburrir ni estirar lo que no necesita ser estirado.

Pueden ver Homecoming en Prime Video Latinoamérica. La serie ha sido renovada para una segunda temporada.


Visiten otros “Tienen que ver…”: Bodyguard – Sorry For Your Loss – River – Show me a Hero Happy Valley – Bron/Broen – Peaky Blinders – Y hay muchos más.

Click para comentar

Deja un comentario

Más en Series

Trending

Arriba