Conectate con nosotros

Alta Peli

Tienen que ver Succession: el patetismo del poder

Series

Tienen que ver Succession: el patetismo del poder

Tienen que ver Succession: el patetismo del poder

Existen muchas series que crecen por fuera del radar, que poco a poco se van ganando su merecido lugar por una simple razón: son muy buenas, y el boca a boca les hace el honor que a veces ni crítica ni audiencias masivas le conceden. En ese grupo entra esta producción de HBO, una gema escondida que merece una oportunidad. Tienen que ver Succession y en la presente nota les diremos por qué.

¿De qué va?

Sigue a la familia Roy, una poderosa y multimillonaria dinastía de los medios de comunicación. La serie inicia con el inminente retiro del patriarca Logan (Brian Cox), quien dejará las riendas de la empresa en manos de su imperfecto hijo Kendall (soberbio trabajo de Jeremy Strong). Cuando este ya se imagina en la cima y disfruta las mieles de ser el heredero elegido, inesperadamente su padre decide quedarse en su puesto, por lo que la sucesión del título deberá esperar. Así, tanto Kendall como sus hermanos Shiv (Sarah Snook) y Roman (Kieran Culkin) iniciarán una lucha por ese trono, tratando de ganarse el visto bueno de papá para quedarse con un lugar que, siendo sinceros, ninguno de ellos es realmente capaz de ocupar.

Por qué ver Succession

kendall succession ver succession hbo

Los antihéroes fueron durante mucho tiempo los reyes de esta nueva edad dorada de la TV. Ante su proliferación, llegó un punto donde comenzaron a cansar: poner a un ser malvado y despiadado en la cúspide de una serie dejó de ser lo innovador o atractivo que supo serlo con, por citar solo un par de ejemplos, Breaking Bad o The Sopranos.

Succession pertenece a esta categoría, pero no solo pone al patriarca en ese lugar, sino que lo hace con absolutamente todo su abanico de personajes. En Succession no hay un solo inocente, no hay nadie con quien empatizar sin sentir un poco de remordimiento o culpa. Todos son seres desagradables, de esos que es mejor tener bien alejados porque ante la mínima posibilidad te arrancarán los ojos.

Entonces, ante ese cansancio con los antihéroes, ¿por qué deberíamos ver una serie donde todos los personajes lo son? La respuesta radica en el tono que el creador del show Jesse Armstrong (Peep Show) y sus dos productores ejecutivos (Will Ferrell y Adam McKay) le imprimen. El drama exacerbado es pasado por un sutil (y a veces no tan sutil) tamiz de humor negro, haciendo que la comedia tenga un peso central sobre lo que de otra manera sería completamente dramático.

La serie ha sido nominada el Emmy como Drama, pero la mejor manera de ver Succession es enfrentándose a una comedia negra sobre lo patético del poder y sobre lo ridículo de los métodos para acceder a él. Eso es mezclado con lo mejor de las sagas familiares, con cada tópico de lo visto en series y películas de familias disfuncionales, logrando una extraña tragicomedia que bien podría venir de la mano de Shakespeare, con todo tipo de traiciones y alianzas nacidas para romperse.

Una familia (no) muy normal

razones para ver succession

Los Roy no pueden ser más horribles. El poder los ha enaltecido pero a su vez los ha roto. Habrá momentos donde con sus miradas vacías y sus problemas de toda índole (sexuales, románticos, adicciones, necesidad de cariño real) lograrán conmovernos y hacernos creer que son buena gente, pero la clave está en no dejarse engañar, porque son despiadados y siempre anteponen sus propios intereses individuales.

Los oscuros entramados de intrigas palaciegas son reubicados en lujosas oficinas de lo más fastuoso de Nueva York, desde las cuales se tejerán los intrincados juegos de poder político y comunicacional de esta familia dueña de periódicos, radios y canales de televisión; con lo cual el show además suma otra interesante lectura, una faceta identificable con cada monopolio informativo de cualquier país, incluso el nuestro.

Personajes heridos que caerán en lo más bajo mientras intentan llamar la atención de su padre, en medio de silenciosos gritos de ayuda que jamás serán escuchados estando rodeados de tanta avaricia, celos y envidias. Todo eso, carne para el drama más profundo, mostrado con un humor incómodo.

A diferencia de las tan de moda dramedys o traumedys, donde de un instante al otro se pasa de la risa al golpe certero, aquí pareciera que ambos elementos conviven al mismo tiempo en la esencia de cada escena, llevando a que realmente no puedas distinguir si lo que estás viendo es o no gracioso. Y eso convierte a la serie en una salvaje e imperdible propuesta.

Pueden ver Succession los domingos a las 22hs por HBO, actualmente está emitiendo su segunda temporada. Todos los episodios están disponibles en HBO GO, y en FLOW de Cablevisión (teniendo contratado el pack HBO). Ha sido renovada para una temporada 3 a emitirse en 2020.


Visiten otros «Tienen que ver…»:  Line of DutyThe Miracle The TerrorLiarShow me a HeroRay Donovan – Y hay muchos más

Click para comentar

Deja un comentario

Más en Series

Trending

Arriba